Carol Munguía
Carol Munguía

Departamentos, Destacado, Nacionales por Carol Munguía,

Las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) en el departamento de Chinandega comenzarán a implementar nuevas medidas de seguridad para prevenir delitos contra estudiantes, tras el secuestro del niño Arístides Osejo Baca, ocurrido el pasado viernes cuando regresaba del colegio y se dirigía a su casa.

Mantener portones cerrados y entregar a los niños a las personas indicadas, es una normativa que será vigilada en las escuelas a partir de este lunes”, aseguró la delegada del Mined en Chinandega, Violeta López.

En el caso de los colegios ubicados en la zona rural, López explicó que es en las comunidades donde los niños caminan largos trechos y están más expuestos a ser víctimas de diferentes delitos. “Allí pediremos el refuerzo de los jefes de sector y el comité de padres de familia, en la vigilancia permanente”, agregó.

La Policía resguarda la zona donde vive el niño secuestrado. / Carol Munguía

Luego de que la tarde del viernes la Policía Nacional encontrara en tiempo récord al niño Arístides Osejo Baca, la institución dijo que brindaría ayer una conferencia de prensa para dar a conocer el móvil del delito y presentar a los secuestradores, sin embargo, no ocurrió. Los papás del pequeño siguen esperando la versión oficial.

En este caso hay tres detenidos y fueron capturados en una vivienda del barrio La Florida de esa ciudad. Todos fueron trasladados el viernes a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua, y serían presentados ayer en una conferencia de prensa en la sede nacional de la Policía en Plaza El Sol, pero no sucedió.

Arístides Osejo, papá del niño secuestrado, en declaraciones a 100% Noticias aseguró ayer que su esposa, su familia y todo el pueblo chinandegano siguen a la espera de conocer mayores detalles para tomar las medidas necesarias y que un caso como este no se vuelva a repetir. “Estamos a la espera de que la Policía Nacional explique por qué secuestraron al niño. Queremos saber realmente qué fue lo que sucedió, cuál fue la intención o el fin al que ellos querían llegar”, afirmó el padre.

 El niño secuestrado, tras ser rescatado, luce bien junto a su padre./ Carol Munguía

Sobre el estado de su hijo comentó que ha estado asustado al ver tanta aglomeración de personas en la casa desde que les fue entregado. “Al llegar a casa comió mucho porque parece que no le dieron nada de comer. El niño estaba en una vivienda bajo la custodia de un hombre. Eso me lo dijo él, porque le pregunté si habían otros niños y respondió que solo un hombre”, declaró a Metro.

Leé Prisión preventiva. Pastor y cómplices procesados por secuestro y asesinato

El niño será llevado mañana a un centro médico para determinar si los secuestradores lo obligaron a tomar algún tipo de medicamento, ya que también dijo que estuvo dormido. Sobre el móvil del secuestro de su hijo, Arístides Osejo dijo estar sorprendido ya que este tipo de casos no son comunes; él y su familia no tienen enemigos.


Noticias Relacionadas