Los especialistas dicen que en el país hay una falta de conciencia y acceso a ayuda sicológica. Dreamstime
Los especialistas dicen que en el país hay una falta de conciencia y acceso a ayuda sicológica. Dreamstime

Nacionales por Keysi García /Metro Nicaragua,

La depresión o ansiedad tiene muchas formas de manifestarse en las personas, dice el sicólogo y terapeuta Aníbal Betancourt, y una de ellas es el abuso del alcohol u otras prácticas de riesgo que atentan contra la salud física de una persona, como conducir en estado de ebriedad o las prácticas sexuales sin protección ni planificación.

Betancourt, del Centro de Especialidades en Adicciones (CEA) de Nicaragua, dice que la búsqueda de drogas y sustancias es un actuar “inconsciente del ser humano: el dolor físico y emocional se ven iguales en el cerebro, la zona en la que se registra el dolor emocional del rechazo, por ejemplo, es la misma que la del dolor físico cuando te golpean”, explicó el sicólogo.

Entonces, este tipo de pacientes con trastornos mentales buscan como aliviar ese dolor en el efecto producido por el alcohol o cualquier otra sustancia que genere dependencia.

Problemas desantendidos

Por su parte, el doctor Miguel Orozco, especialista en salud pública y director del Centro de Investigaciones y Estudios de Salud de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (CIES-UNAN), indica que el alto índice de consumo de alcohol en Nicaragua se debe a las situaciones de estrés y los problemas de depresión no tratados

“Salud mental es una asignatura pendiente en la mayoría de los sistemas de salud en el mundo. Todos tenemos algo: desde estréshasta depresión, pasando por varias situaciones poco conocidas y mal reconocidas por la población”, señaló.

La Organización Mundial de la Salud advierte en su portal web que el consumo nocivo de alcohol está relacionado con la incidencia de enfermedades como la cirrosis, las afecciones cardiovasculares y el cáncer.

Sin embargo, una cantidad importante de fallecidos en accidentes de tránsito, suicidios y actos violentos, son también atribuibles al consumo perjudicial de esta sustancia, según la OMS.

El Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua ha ubicado a los trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso del alcohol como una de las 15 principales causas de defunción en todo el país, de acuerdo con el Mapa de Padecimientos de Salud.

Sin precisar detalles, el año pasado el Minsa registró un total de 187 fallecidos por esta razón. Sin embargo, en 2016, la cifra fue mayor, 294 nicaragüenses murieron por esta causa.

Así como las personas que sufren de depresión son vulnerables al abuso de alcohol, quienes ya tienen una adicción a esta sustancia tienen daños a nivel cerebral que les genera problemas de comportamiento, estados de ánimo e incluso de personalidad, precisó también el sicólogo Betancourt.

“El alcohol en pequeñas dosis te estimula, te saca de la depresión por un ratito, pero el efecto a mediano y largo plazo es depresor, es clasificado como un depresor del sistema nervioso central”, acotó.

No obstante, el especialista indicó que en Nicaragua aún hay falta de conciencia y acceso a ayuda sicológica, por lo que se tiende a normalizar el consumo excesivo de licor hasta que se presentan consecuencias graves que afectan el entorno social del paciente.


Noticias Relacionadas

En un inicio la adicción se trataba meramente sobre la sustancia. “Es que la heroína y la cocaína son sumamente adictivas”. Sin embargo, existe...

por Anónimo