Asamblea Nacional aprueba reformas a la ley energética que contempla un cobro porcentual del impuesto agregado (IVA), a un grupo de consumidores que no pagan este gravamen.
Asamblea Nacional aprueba reformas a la ley energética que contempla un cobro porcentual del impuesto agregado (IVA), a un grupo de consumidores que no pagan este gravamen.

Destacado, Nacionales por EFE,

La Asamblea Nacional aprobó ayer una serie de reformas para reducir el subsidio a la tarifa eléctrica de los hogares, que era aplicado al costo del consumo y al impuesto al valor agregado (IVA) al sector domiciliario.

Las reformas, que se traducirán en el encarecimiento de la factura eléctrica, fueron aprobadas con una mayoría de 75 votos, que incluyó a los 71 diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y algunos aliados, del total de 91 legisladores.

De acuerdo con la enmienda, las reformas a la Ley de Variación de la Tarifa Eléctrica al Consumidor, indican que las facturas por consumo menor o igual a 50 kilovatioss por hora, verán reducir el subsidio en un 50% a partir de 2021, los consumidores de entre 51 y 100 kilovatioss tendrán igual porcentaje del subsidio a partir del mismo año y un 45% desde 2022.

Para quienes consuman entre 101 y 125 kilovatios el subsidio será del 50% en lo que resta de 2018, del 40% en 2019, y del 25% a partir de 2020. Los consumidores de entre 216 y 150 kilovatios tendrán un subsidio del 40% en 2018, del 30% en 2019 y del 25% a partir de 2020.

Las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica establecen que las facturas por un consumo menor o igual a 150 kilovatios por hora estarán exentas del impuesto al valor agregado (IVA).

Las facturas que reflejen un consumo entre los 151 y los 300 kilovatios pagarán un 7% del IVA en los próximos tres años y un 15% del IVA desde 2021.

Las facturas en el rango de los 301 y los 1.000 kilovatioss pagarán un 7% del IVA en los próximos dos años y el 15% del IVA a partir de 2020.

La Ley del Adulto Mayor también fue reformada para reducir el beneficio a los jubilados, ya que solamente tendrán el beneficio sobre los primeros 150 kilovatios consumidos en un 45% durante 2018, un 40% en 2019, el 35% en 2020, el 30% en 2021 y el 25% desde 2022.

Los jubilados que consuman más de 300 kilovatioss tendrán un subsidio del 40% en lo que resta del presente año, un 30% en 2019, el 20% en 2020, el 10% en 2021 y 0% a partir de 2022.


Noticias Relacionadas