Según el grupo, las ondas sísmicas "causan retumbos en el aire sobre la ciudad de Managua, este fenómeno ocurre debido a la propagación de las ondas primarias de los sismos que se han registrado". / Bing Map
Según el grupo, las ondas sísmicas "causan retumbos en el aire sobre la ciudad de Managua, este fenómeno ocurre debido a la propagación de las ondas primarias de los sismos que se han registrado". / Bing Map

Destacado, Managua, Nacionales por EFE,

Pobladores de Managua afirmaron que escucharon “retumbos en el aire” durante la serie de sismos ocurridos desde el viernes, lo que fue confirmado por especialistas de la agrupación “Geografía de Nicaragua”.

Según el grupo, las ondas sísmicas “causan retumbos en el aire sobre la ciudad de Managua, este fenómeno ocurre debido a la propagación de las ondas primarias de los sismos que se han registrado”.

Las ondas primarias, que se originan bajo la tierra en el mismo punto donde nace el temblor, “también se han propagado a través de la atmósfera, generando un sonido grave y profundo”, explicó la agrupación.

Los “retumbos en el aire” han sido reportados principalmente en los distritos IV y V de Managua, en el norte y centro de la ciudad, la misma zona donde fueron detectados los epicentros de los sismos por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

/ Bing Map

Los movimientos telúricos, al menos siete según el Gobierno local, no han superado los 3,1 Richter, sin embargo, la mayor profundidad registrada son diez kilómetros bajo tierra, lo que ha causado miedo en la población de Managua.

Managua es la ciudad con mayor riesgo sísmico en Nicaragua, no solamente por estar asentada en una “telaraña” de fallas geológicas, sino también por ser la más poblada, con 1,4 millones de habitantes, según los científicos del Ineter.

La capital nicaragüense ya fue reducida a ruinas por terremotos en 1931 y en 1972, pero también ha sido afectada de forma parcial en terremotos menos destructivos.

Sismos de baja magnitud podrían continuar en Managua

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) alertó hoy a la población de Managua sobre la posibilidad real de que se sigan produciendo sismos de baja magnitud en la capital.

/ Bing Map
“Esperamos, lo alertamos, que continúen registrándose sismos con esas mismas características, sismos de baja magnitud”, indicó la vicepresidenta, Rosario Murillo, después de leer el reporte del Ineter.

Hasta el momento se conoce que “los eventos sísmicos registrados se ubican entre el segmento del sistema de la falla Centroamérica y el sistema de fallas Las Colinas”, precisó.

Según Murillo, especialistas del Ineter, han instalado estaciones sísmicas portátiles, en el área de los epicentros y en los alrededores, con el fin de crear una “red todavía más densa para poder tener más información y conocer mejor el desarrollo de la actual actividad sísmica”.

La ubicación de las estaciones sísmicas permitirá precisar mejor la localización de dichos eventos, de manera que “podamos prever alguna actividad mayor”.

La funcionaria nicaragüense resaltó que tanto el Gobierno como las instituciones de primera instancia se encuentran “en permanente vigilancia” ante la posible presencia de un fenómeno mayor.

Asimismo, hizo el llamado a la población a “cuidarse” y “tomar todas las medidas de precaución”, para ser prudentes.

/ Bing Map

Desde el paso viernes, Managua ha registrado al menos 7 movimientos telúricos, según el Gobierno local, los cuales no han superado los 3,1 Richter, sin embargo, la mayor profundidad registrada son 10 kilómetros bajo tierra, lo que ha causado miedo en la población de Managua.

Las fallas más peligrosas peligrosas de Managua

Según Rodríguez, las fallas más peligrosas son las más largas. La más grande que existe en Managua es la de Mateare-Las Nubes, en El Crucero, que mide 30 kilómetros aproximadamente. “Está divida en segmento, tiene tres grandes partes y el movimiento de cualquiera de ellas puede ser más potente que una falla pequeña”, explicó.

La fallas de Tiscapa y de Chico Pelón, en el centro de Managua, son de menor longitud, sin embargo, muy dañinas porque hay infraestructuras a su alrededor. “Los humanos y los bienes son considerados elementos en riesgo, aunque la liberación de energía que produzcan estas fallas sean menores que una grande, como la de Mateare-Las Nubes”, detalló.

Tiscapa y Chico Pelón son fallas que miden menos de 10 kilómetros cada una, dijo Rodríguez. La falla de Cofradía es la segunda de mayor extensión. Se ubica al este de Managua, prolongándose desde el lago de Xolotlán, cruza Tipitapa en dirección al volcán Masaya, mide más de 20 kilómetros. La tercera más extensa es la falla de Nejapa, que viene desde Xiloá, Asososca y termina en Nejapa. Tiene una longitud de más de 12 kilómetros.

Si leés desde un ordenador a clic en las líneas rojas en el mapa. Si leés desde el celular tocá las líneas rojas y tendrás más información.

La falla más grande que hay en Managua es la de Mateare-Las Nubes, en el Crucero. Mide 30 kilómetros aproximadamente. No se considera de mucho riesgo por la cantidad de personas que habitan a lo largo de esta.

Los humanos y los bienes son considerados elementos en riesgos, aunque la liberación de energía que produzcan estas fallas sean menores que una grande, como la de Mateare Las Nubes.

Las fallas de Tiscapa de Chico Pelón, que estan en el centro de Managua, son de menor longitud, sin embargo son muy dañinas porque hay infraestructuras a su alrededor.

La tercera más extensa es la falla de Nejapa que viene desde Xilóa, Asososca y termina en Nejapa. Tiene una longitud de más de 12 kilómetros.


Noticias Relacionadas