La gran fiesta de Managua 2017 está a punto de comenzar. Archivo/Metro
La gran fiesta de Managua 2017 está a punto de comenzar. Archivo/Metro

Destacado, Managua, Nacionales por EFE y Edición Web,

Los XI Juegos Centroamericanos, que se celebrarán del 3 al 17 de diciembre, pondrán a prueba el capital social de Nicaragua, calificada entre los países más seguros de Latinoamérica, con mayor capacidad de organización a nivel internacional y capaz de avanzar entre las más diversas catástrofes.

Luego de tres intentos fallidos, Nicaragua montará por primera vez unos Juegos Centroamericanos, no porque finalmente esté lista para el reto, sino como una prueba de la madurez política, social y económica del país, según el Comité Organizador.

El presidente del Comité Olímpico Nicaragüense (CON), Emmett Lang, ha reiterado que Nicaragua ganó la sede de los Juegos por dos razones fundamentales: una sólida economía y los altos niveles de seguridad ciudadana.

Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) indican que la economía del país centroamericano ha crecido de forma consistente sobre el 4% cada año en las últimas dos décadas, pese a la crisis mundial de 2009 de la que muchos países nunca se recuperaron totalmente.

Dicho crecimiento tiene entre sus pilares fundamentales al sector de la construcción, algo que notarán los participantes desde el primer día de competencia en el estadio Nacional Dennis Martínez y el Polideportivo Alexis Argüello, los mejores edificios deportivos de la región, tal como lo ha anunciado el Gobierno de Nicaragua.

Las autoridades nicaragüenses también quieren hacer gala de la seguridad ciudadana. Conocido como un país en guerra por los acontecimientos de los años 80 del siglo pasado, y al ser vecina de El Salvador y Honduras, Nicaragua es un país insospechadamente seguro, libre de maras y con pocos casos de secuestros.

Fotografía del 22 de Noviembre de 2017 del presidente del Comité Olímpico Nicaragüense Emmett Lang posando durante una entrevista para dar a conocer los últimos detalles sobre los Juegos Centroamericanos, en Managua. EFE/Metro

Datos oficiales indican que Nicaragua tiene una tasa de homicidios de 7 por cada 100.000 habitantes y una tasa de robos de 71,5 por cada 100.000 habitantes, ambas entre las más bajas de Latinoamérica.

Los XI Juegos Centroamericanos además coincidirán con planes se seguridad establecidos para las fiestas de diciembre que involucran a 13.000 agentes de Policía, dispersos en calles, áreas públicas, barrios, centros comerciales y destinos turísticos

El Comité Organizador de los Juegos confía en que el evento demostrará al mundo que cualquier persona puede visitar Nicaragua y confiar en que tendrá una estadía segura.

La misma confianza tienen las autoridades en los altos niveles de organización de la población de Nicaragua, que destaca por ser uno de los pocos países capaces en alcanzar la vacunación universal en pocos días, o por lograr que millones de personas participen en un simulacro de desastre que abarca todo el país.

De acuerdo con Lang, el nivel de organización es tan elevado, que los Juegos Centroamericanos no supondrán un trastorno al tráfico local ni habrá necesidad de paralizar una parte de Managua, como ocurre en eventos de este tipo.

Lo que el CON prevé es que agentes de Policía de Tráfico despejen la vía en el momento que cada delegación lo necesite, y los nicaragüenses sabrán dar paso a los deportistas.

Para las autoridades nicaragüenses, los juegos también serán una manera de demostrar cómo Nicaragua se mantiene “en pie” a pesar de que su historia reciente ha estado colmada de catástrofes, como terremotos, tsunamis, guerras, confrontaciones políticas, inundaciones o huracanes.

Todo lo anterior lo pondrán a prueba durante 15 días, del 3 al 17 de diciembre, en Nicaragua, una ola de visitantes nunca vista en su territorio: más de 5.000 representantes de 7 países, de ellos 3.500 deportistas con sus propias exigencias, que serán atendidos por unos 2.300 voluntarios y 12.000 funcionarios, para desplazarse entre 28 escenarios deportivos y 13 hoteles de 4 ciudades, acompañados de al menos 10.000 turistas, que también necesitarán transporte, alimentos, hospedaje y servicios.

Nicaragua invirtió cerca de 100 millones de dólares en organizar el evento, incluyendo infraestructura de primer nivel, sin embargo lo que estará a prueba no serán los edificios ni la capacidad de sus deportistas, sino su seguridad, nivel de organización y capacidad de resiliencia.


Noticias Relacionadas

La experiencia ha resultado determinante para sobrevivir y saltar a las semifinales. El tenista nicaragüense Luis Márquez sacó la casta para impone...

por Haxel Rubén Murillo

Mauro Ampié suele tener la mente ocupada pensando en su próximo torneo de ajedrez, en el que le gustaría participar. Recientemente este joven lo...

por Letzira Sevilla Bolaños

Quienes asistieron al Polideportivo España el martes de la semana pasada para ver las competencias de halterofilia (levantamiento de pesas) fueron te...

por Humberto Galo Romero