Archivo
Archivo

Nacionales por Uriel Velásquez,

A tres meses de la decapitación de una mujer de 33 años en Managua; en Siuna, una adolescente de 17 años y en estado de embarazo fue decapitada por su pareja. Con este crimen se eleva a 49 el número de femicidios ocurridos este año en Nicaragua, denunció la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

La víctima identificada como Juana Ochoa fue asesinada por su pareja Óscar Guido, quien luego de cometer el crimen se dio a la fuga y todavía se encuentra prófugo.

Según vecinos de la pareja, el crimen ocurrió luego de una discusión entre ambos. El hecho se registró la noche del sábado en la comunidad Waspukito de Siuna, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

“Con este caso vemos que la saña en los casos de violencia contra la mujer va en aumento. Los hombres que matan a las mujeres lo hacen porque se creen sus dueños. A este femicida no le importó que esta muchacha llevara su hijo en su vientre y la mató”, aseguró Magaly Quintana, directora de CDD.

Dos decapitadas

Esta sería la segunda mujer decapitada por su pareja en Nicaragua, en lo que va del año, el último caso sucedió hace apenas tres meses en un predio baldío de Las Colinas, en Managua. En esa ocasión la víctima fue Karla Estrada Rostrán, de 33 años, asesinada por el exmilitar Francisco Ariel Mercado, quien se dio a la fuga y 20 días después fue capturado por la Policía Nacional.

Solo en este mes de noviembre se registran seis femicidios. Y en el año ya se contabilizan 68 femicidios en grado de frustración. La saña ha venido en aumento, dijo Quintana.

“Estamos viendo cómo en el mundo y en Latinoamérica en particular, está tan arraigada la violencia desde los patrones de relaciones machistas, la única manera (de detener la ocurrencia de femicidios) es cambiando las raíces culturales de este problema”, dijo el pasado lunes la ministra de Familia, Marcia Ramírez, al ser consultada sobre el incremento en los casos de femicidios.

Nueva campaña social

La organización Pro Mujer lanzó ayer la campaña “El Silencio mata, la violencia se denuncia”, en la que invita a sumarse a la iniciativa global “Pinta el mundo de naranja: ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres”.

La iniciativa consiste en vestirse de color naranja, tomarse una fotografía y compartirla en las redes sociales con un mensaje de alerta y prevención.


Noticias Relacionadas

Este jueves el femicida Abraham Abdaly Ríos Membreño, de 39 años, fue condenado a 30 años de prisión por la titular del Juzgado Cuarto de Distrit...

por EFE y Ernesto García