Desde la semana pasada las calles de Managua fueron decoradas. O. Valenzuela
Desde la semana pasada las calles de Managua fueron decoradas. O. Valenzuela

Nacionales por Rafael Lara,

Managua se prepara desde hace una semana para las celebraciones de diciembre. Y los altares son los principales atractivos durante las festividades en honor a la Virgen María, a celebrarse el 7 de diciembre.

Son aproximadamente 59 espacios, entre tarimas y bases, con sus respectivos altares que se extienden distribuidos en ambos lados de la calles por medio kilómetro y medio de la avenida principal.

Cada altar está a cargo de una institución del Estado, que monta y adorna su respectiva tarima, según su creatividad. En años anteriores se han construido altares con figuras de tamaño natural, utilizando juegos de luces automáticos, incluyendo en algunos casos minicascadas y música relacionada a la festividad.

Las mismas, después de finalizada la celebración mariana católica, son utilizadas como escenarios de la Sagrada Familia, en celebración de la Natividad.

Por otra parte, se instala el asta con sus respectivos soportes, para el árbol más grande de Nicaragua. Este se monta en el centro de la plaza Juan Pablo II, al costado este del Teatro Nacional Rubén Darío.

El árbol, colocado por la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), tiene 80 metros de altura, 30 metros de diámetro en su base, coronado por una estrella luminosa de seis metros, además posee 250 guirnaldas con red de luces Led de diversos colores, además de adornos en forma de estrellas fugaces y lazos. Según los obreros, al menos ocho días tardarán en la instalación que iluminará esa zona del casco urbano histórico de Managua.

Según el Plan de Inversión Anual municipal 2017, solo en la construcción y colocación de los adornos se invierten anualmente C$285,714.

En el caso de la rotonda Rubén Darío, las cuadrillas de Enatrel se dedican a instalar los adornos en forma de globos y otros elementos alusivos.

Durante las festividades y sus arreglos, la avenida Bolívar es de enorme atractivo y el área es visitada por miles de nicaragüenses.


Noticias Relacionadas