Máscaras de don Julio Méndez, originario de Monimbó.
Máscaras de don Julio Méndez, originario de Monimbó.

Departamentos, Nacionales por Katherin Chavarría,

El taller de elaboración de máscaras de don Julio Méndez, originario de Monimbó, es uno de los lugares más antiguos y artísticos que tiene el departamento de Masaya. Desde esta semana decenas de personas han llegado a buscar máscaras de personajes místicos para utilizar en la tan espera fiestas de los agüizotes que se celebra hoy.

“Empecé a elaborar máscaras desde la edad de 22 años, mi primer hijo aprendió a trabajar conmigo para perfeccionar la pintura, los elementos que utilizamos son papel periódico, almidón, yeso, agua y pintura de todos colores”, cuenta.

En su taller hacen máscaras de diablos, calaveras, la mokuana, la cegua, la bruja, la llorona, entre otras. Don Julio Méndez expresa que “lo que más se tarda uno en realizar una máscara son 30 minutos, uno tiene que tener un tiempo dedicado para que el diseño quede bueno”.Cuenta que inició elaborando máscaras por curiosidad y ahora se volvió un negocio familiar.

Fermina Méndez, hija y trabajadora del taller, explica que siempre le ha gustado trabajar en esto. “Ahorita tengo cinco años de estarle ayudando a mi papá, más en esta temporada que es cuando más se venden, hacemos diferentes estilos, lo que a uno se le ocurra en la mente eso es lo que plasmamos y elaboramos”, indica.

El precio de las máscaras en el taller varias según el tamaño y la complejidad que tengan. Una cuesta entre 50, 70 u 80 córdobas, las más grande vale entre los 100 y otras en 400 córdobas. Explican que los compradores llegan de todas partes del país porque es una tradición muy nicaragüense.


Noticias Relacionadas