Kevin Morales planea estudiar ingeniería médica en el extranjero una vez egrese de la universidad. Oscar Sánchez
Kevin Morales planea estudiar ingeniería médica en el extranjero una vez egrese de la universidad. Oscar Sánchez

Destacado, Nacionales por Uriel Velásquez,

En el mes de junio Kevin Morales fue notificado por ser el único centroamericano presente en el concurso “Competencia de Emprendedor Ciudadano Juvenil”, promovido por el Programa de Acción Mundial de la Unesco. Recientemente le dieron la noticia que ganó el primer lugar.

Este joven —estudiante de la Universidad Católica Redemptoris Máter — ganó con su proyecto BHOGIP, que consiste en la creación de un brazalete para personas con discapacidad visual congénita o adquirida, el cual les permite localizar objetos identificados con stickers a través de radiofrecuencia.

El joven de 21 años se impuso ante concursantes de Brasil, Ghana y Etiopía (África) que quedaron en los siguientes lugares. Durante la convocatoria del concurso para la categoría de mejor proyecto se recibieron más de 2.000 propuestas, luego preseleccionaron 550, después los mejores 20 finalistas y el ganador fue anunciado mediante una transmisión en vivo desde Berlín, Alemania, el pasado 21 de octubre.

Ese día Morales estaba en México para presentar su proyecto en el Congreso de Urgencias Médicas de la Universidad Autónoma de Chiapas. Cuando iban anunciando los resultados en algún momento pensó que ganaría, “pero cuando dijeron del ganador final y mencionaron a Nicaragua sabía que era yo. Me sentí alegre, eufórico, llamé a mi familia, lo publiqué en mi página de Facebook que abrí para darle publicidad”.

El concurso
La plataforma global permite a jóvenes de todo el mundo presentar sus ideas y proyectos innovadores con un impacto social, que pongan en práctica uno o más de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados a la solución de conflictos sociales, económicos, ambientales, de salud y de Gobierno.

“Este reconocimiento representa una alegría y un gran paso en mi vida, porque me motiva a seguir desarrollando otros proyectos que tengo en mente. Siempre quise que mi proyecto se conociera internacionalmente porque sé que es de gran impacto. Este tipo de tecnología ya existe, pero no se aplica en beneficio de grupos pequeños y vulnerables como las personas no videntes”, afirma Morales.

Su proyecto
El brazalete —cuyo nombre es BHOGIP— empezará a vibrar en dependencia de la distancia del objeto que la persona quiera localizar. Este objeto tendrá un sticker con un microchip debajo para su localización mediante vibración. Si la persona está a 20 metros del objetivo, el brazalete vibrará cuatro veces cada 10 segundos; si está a 10 metros, vibrará cinco veces cada diez segundos. Una vez que el objetivo esté al alcance de la mano vibrará constantemente.

El proyecto BHOGIP es uno de los dos finalistas del Premio Nacional de Innovación en la categoría TICS, organizado por el Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt), cuyo ganador será anunciado mañana.


Noticias Relacionadas