Archivo
Archivo

Destacado, Nacionales por Carla Torres,

El Sistema Nacional Para La Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), confirmó ayer la muerte de 15 personas, 33 casas destruidas totalmente, 6.185 anegadas en distintos momentos y 27 de ellas en riesgo.

En total, fueron 8.236 familias y casas anegadas durante la tormenta Nate, detalla el informe.

El Gobierno movilizó 252 brigadas médicas, en las que participaron alrededor de 1.400 trabajadores de la salud, de igual manera se brindó atención a los afectados por las lluvias en 31 clínicas móviles. Entre sábado y domingo, según cifras oficiales fueron visitadas aproximadamente 14.000 viviendas y se brindaron 20.000 atenciones médicas.

Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, manifestó que el principal trabajo a favor de la población ante la emergencia consistió en las labores de rescate y distribución de paquetes de alimentos en los lugares más afectados por las lluvias.

Además, agregó que otros 2.000 brigadistas brindaron charlas educativas a la población para evitar epidemias.

Una de las enfermedades que causa mayor preocupación a las autoridades gubernamentales es la leptospirosis. Murillo dijo que se distribuyeron 4.400 litros de cloro para el tratamiento del agua de consumo humano. También se garantizó que todas las unidades de salud tuvieran medicinas para entregar a los pacientes.

Murillo informó que también se espera el ingreso al país de los cuerpos de los dos nicaragüenses que fallecieron en Cartago, Costa Rica a causa de la tormenta Nate.

Por otro lado, continúa la búsqueda de Adamaris Sequeira, administradora del centro de salud de Santo Domingo, Chontales. Ella se encuentra desaparecida desde el 3 de octubre cuando el vehículo en el que viajaba fue arrastrado por las corrientes al cruzar un cauce en Juigalpa junto a tres colegas, dos de ellos fallecidos y una sobreviviente.

Servicios básicos restablecidos en todo el país
Casi todos los sistemas de agua se han normalizado en los departamentos de Rivas y Carazo, y ayer mismo se resolvería en los municipios de Yalí y Jinotega. También se logró limpiar los pozos comunitarios afectados por las crecidas de los ríos, los cuales resultaron contaminados.

Por su parte, el servicio de energía eléctrica también está por normalizarse, pues se restableció el 97% del servicio. El otro 3% corresponde a comunidades rurales, pero Murillo consideró que ayer la electricidad estaría disponible en estos lugares.

El informe del Gobierno también subrayó que los titulares de cada uno de los ministerios están realizando visita de campo para determinar las necesidades de la población.

Más lluvias
Abdel García, coordinador del área de cambio climático del Centro Humbolt, manifestó ayer que octubre es uno de los meses más lluviosos del año.

“Este año ha sido fuerte casi todo el invierno. Sin embargo, nosotros estamos esperando que después del 15 (de octubre) comience a plantarse un poco la posibilidad de su salida, que históricamente para la zona del Pacífico es en la tercera semana de octubre”, señaló García.

Por su parte, Agustín Moreira, agrometeorólogo del Centro Humboldt, explicó que se pronostica que de miércoles a viernes de esta semana habrá lluvias con descargas eléctricas en horas de la mañana y por la tarde en la mayoría del territorio nacional.


Noticias Relacionadas

Según los pronósticos, el fenómeno estaría entrando en horas tempranas de este viernes y saliendo el sábado hacia el Pacífico y norte de Hondura...

por Metro