Andrés Castro fue declarado héroe nacional en 1982 / Archivo
Andrés Castro fue declarado héroe nacional en 1982 / Archivo

Destacado, Managua, Nacionales por ACAN-EFE y Metro,

La tumba de uno de los mayores héroes de Nicaragua, Andrés Castro (1831-1876), es buscada en el país más de medio siglo después de la desaparición de sus restos, informó hoy la Alcaldía de Managua.

“Estamos tratando de localizar su tumba, esa búsqueda se está dando”, dijo el director de la oficina de Patrimonio Cultural de la Alcaldía de Managua, Clemente Guido, a periodistas.

Castro fue declarado Héroe Nacional de Nicaragua en 1982, por haber propiciado una derrota clave a un grupo filibusteros al mando del estadounidense William Walker, quien buscaba gobernar el país centroamericano.

La historia de Castro es considerada épica porque resume el coraje de los nicaragüenses frente a la invasión de extranjeros mejor armados, pues al quedarse sin balas en su fusil el 14 de septiembre de 1856, el héroe local tomó una piedra y la lanzó a la cabeza de un enemigo estadounidense, con tal fuerza, que lo mató.

/ Archivo

El suceso, que tuvo como escenario la Hacienda San Jacinto, a 42 kilómetros al noreste de Managua, es celebrado como la segunda independencia en Nicaragua.

Los restos de Castro permanecieron en el histórico Cementerio San Pedro de Managua desde su muerte, en 1876, hasta mediados del siglo pasado, cuando sus familiares los exhumaron, sin que se supiera su paradero, explicó Guido.

“Creíamos que estaba en el cementerio de Tipitapa (ciudad vecina de Managua), pero no lo encontramos”, resaltó el funcionario.

Las autoridades esperan realizar una nueva búsqueda en un cementerio suburbano de la ciudad de Tipitapa, a 23 kilómetros al noreste de Managua, pero no especificaron la fecha de inicio, ni el tiempo que llevan investigando el paradero.

Las osamentas de otros dos héroes de la llamada “Batalla de San Jacinto”, Francisco de Dios Avilés Reñazco y Miguel Vélez, también son buscados por la Alcaldía, que este lunes, junto con el Ejército de Nicaragua y la embajada de Honduras, rindieron  honor a los protagonista de la escena histórica, incluyendo el entonces jefe de los Ejércitos de Centroamérica, el hondureño Florencio Xatruch.

Andres Castro era un campesino y soldado nicaragüense que se destacó durante la Batalla de San Jacinto, el 14 de septiembre de 1856, cuando sufrió un disparo en un pierna, que lo dejó cojeando por el resto de su vida, según se detalla en un documento disponible en la página web de la Asamblea Nacional, que recoge información de las personas que son declaradas héroes nacionales en el país.

Andrés Castro desde niño mostró interés por la vida militar. A la edad de 23 años se enlistó en la milicia cuando empezaba una nueva guerra civil en Nicaragua. Se afilió a las fuerzas de Fruto Chamorro (primer presidente de Nicaragua) y después en las del general Tomás Martínez. El 21 de octubre de 1855, en Tipitapa, fue ascendido al grado de sargento.

En los días finales de agosto de 1854 el coronel José Dolores Estrada fue asignado con cien hombres para organizar una expedición en la Hacienda San Jacinto —detalla el documento de la Asamblea Nacional—, en esa partida se integró Andrés Castro, llevando un fusil de chispa, el cual para dispararlo debía llevarse a cabo un proceso que tomaba algunos minutos. Era un arma muy desventajosa frente a los rifles de repetición que llevaban los filibusteros.

Justo esos minutos que le tomaba cargar el fusil y viendo que iba a ser atacado, Castro se enfrentó a los filibusteros que pretendían tomar el control de la hacienda. El sargento tomó una piedra y con ella derribó a un filibustero.

Su acción se registró como un acto heroico.


Noticias Relacionadas