/Archivo
/Archivo

Destacado, Nacionales por Ernesto García,

El cráneo de Karla Estrada Rostrán, decapitada por su exesposo el pasado 10 de agosto, fue encontrado ayer, informó la Policía Nacional.

El cráneo de la mujer, de 33 años de edad, estaba enterrado en el mismo lugar donde fue encontrado el cuerpo hace 17 días, detalló la Policía, en un informe preliminar.

El hallazgo ocurrió un día después de que el esposo de la víctima, Francisco Ariel Mercado, de 36 años, se declaró culpable del crimen contra de Estrada durante la audiencia preliminar del juicio en su contra.

A pesar de que Mercado se encontraba en el lugar al momento del hallazgo, los agentes policiales afirmaron que este siempre se negó a revelar dónde había escondido la cabeza.

A 65 metros
El segundo jefe de la Policía en Managua, comisionado mayor Sergio Gutiérrez en declaraciones con los periodistas dijo que encontraron el cráneo “hasta que los oficiales decidieron limpiar el sitio dando con el punto exacto”.

Entre el sitio donde fue encontrado el cuerpo sin vida Karla Estrada hace 17 días, y ayer domingo la cabeza estaba a una distancia de 65 metros en dirección suroeste , señaló el jefe policial.

Mercado confesó haber agredido con al menos 40 puñaladas a su esposa antes de decapitarla.

Tras reconocer la culpabilidad —el agresor— que podría enfrentar hasta 30 años de prisión por el delito de femicidio, conocerá su condena el 7 de septiembre.
“Ya voy poder estar tranquila; porque ella (Karla Estrada) ya va descansar en paz con su cuerpo y su cabeza en un mismo sitio”, expresó Luz Marina Estrada con su voz entrecorta, madre de la mujer decapitada.

La madre de la mujer asesinada a quien la Policía no le permitió el ingreso al lugar del hallazgo por su propia seguridad, confesó que encontrar la cabeza de su hija era lo que más deseaba desde que ese produjo el hallazgo del cadáver el 17 de agosto.

“Ese hombre ( Francisco Ariel Rayo) fue cruel con todos nosotros al hacernos sufrir, más enterrando la cabeza en otro lugar ( de donde quedó el cadáver) y después no decir”, subrayó Luz Marina Estrada, quien llegó al lugar del hallazgo en compañía de familiares y vecinos.


Noticias Relacionadas