/revistarevelaciones.com
/revistarevelaciones.com

Managua, Nacionales por Edición Web,

El lanzamiento del libro se hizo  en el Centro de Arte de la Fundación Ortiz Gurdián en Managua. La asistencia fue concurrida y las personas tuvieron la oportunidad de adquirir ejemplares de “La Última Gran Catedral del Siglo XX”, que tuvo un tiraje de 1,000 reproducciones, con un precio de introducción de US$30.

Una cátedral de “arquitectura y fe” escribió José Francisco Terán Callejas, el laureado arquitecto nicaragüense, quien la noche del jueves  presentó su libró “La última Gran Catedral del Siglo XX”.

Primero construyó la obra: La Catedral Metropolitana de Managua y 20 años después deja documentado en su libro el génesis, el desarrollo y la finalización de un modelo arquitectónico que ha sido reconocido como la mejor edificación religiosa del mundo.

El libro “es una lección de arquitectura y fe, son la misma cosa. El libro es para entender la fe y al mismo tiempo la arquitectura, es un todo, una se deriva de la otra como parte de su ser y el ser lo envuelve a todo.  La Catedral en sí tiene un contenido humano infinito, que  contiene millones de horas de trabajadores, dibujantes, ingenieros, arquitectos, de sacerdotes”, señaló el propio arquitecto Terán Callejas.

“La Última Gran Catedral del Siglo XX” es la obra reciente del arquitecto José Francisco Terán

El arquitecto Gilberto Martínez, coordinador de la edición de esta obra, explicó que el libro se estructuró en base a tres interrogantes: ¿Quiénes formaron parte en la edificación de la Catedral? ¿Cómo se desarrolló el proyecto? ¿Cómo fue su proceso de construcción?

La lectura inicia con un descubrimiento de los personajes que tuvieron la iniciativa de gestar el proyecto de construcción de una catedral. Un segundo capítulo ofrece detalles del desarrollo del proyecto y “el último capítulo contiene términos visuales de una arquitectura humana, mística, sobria y funcional, el protagonista de las fotos y recortes de periódicos es el edificio, aparecen 500 toneladas y 4,400 metros cúbicos de concreto esculpidos por manos de obreros nicaragüenses”, indicó Martínez.

“Agradezco a la Fundación Ortiz Gurdián por abrirnos las puertas del Centro de Arte que hoy (la noche del jueves) expone muestras de estampas y piezas del mexicano universal Rufino Tamayo, y que mejor manera de presentar el libro de José Francisco Terán, “La Última Gran Catedral del Siglo XX”, compartiendo un espacio con el artista mexicano más famoso del siglo XX. Rufino Tamayo tuvo gran influencia sobre la arquitectura en México y especialmente sobre la obra arquitectónica de Ricardo Legorreta”, comentó Martínez.


Noticias Relacionadas