Foto de referencia. /Archivo
Foto de referencia. /Archivo

Destacado, Nacionales por Maria José Rocha,

Nicaragua será el cuarto país latinoamericano con mayor crecimiento y el segundo de la región, según las proyecciones presentadas ayer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De acuerdo al Estudio Económico de América Latina y el Caribe, que contiene las proyecciones de crecimiento promedio para la región este año del organismo de Naciones Unidas se proyecta un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) en 1,1% para América Latina y 3,6% para Centroamérica.

Nicaragua es la cuarta economía con perspectivas de crecimiento más altas en toda la región con 4,7% y la segunda proyección más alta en el istmo.

En Centroamérica, la economía nicaragüense solo es superada por Panamá con una proyección de crecimiento de 5,6%, en tercer puesto está Costa Rica con 4,1%, Honduras, en la cuarta posición con 3,7%, Guatemala en quinto lugar con 3,4% y El Salvador con 2,5%.

En abril de este año el Fondo Monetario Internacional (FMI), pronosticó para Nicaragua un crecimiento de 4,5% y calificó el crecimiento del año anterior como sólido, influenciado por la demanda interna y una inflación controlada, sin embargo advirtió sobre riesgos que deben atenderse para mantener el ritmo de crecimiento logrado hasta el momento.

La economía centroamericana y de México será impulsada este año por los ingresos de remesas y mejores expectativas de crecimiento de Estados Unidos, su principal socio comercial, precisó la Cepal

En los dos primeros trimestres del año, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua percibieron US$6.740 millones en remesas. Guatemala percibe el 49% de este monto (US$3,328 millones), hasta abril la Cepal reporta para Nicaragua un ingreso de US$431 millones, en ese mismo período El Salvador recibió US$1.581 millones, Honduras en los primeros 6 meses del año percibió US$1.400 millones en remesas.

A nivel latinoamericano, las proyecciones presentan una leve mejoría en relación al 2016, cuando la región enfrentaba una contracción equivalente a 1%. Después del descenso económico de América del Sur en 2016 equivalente al 2,4%, para este año se espera un incremento de 0,6%.

El incremento de este año es efecto de “un contexto internacional que pese a los riesgos geopolíticos muestra mejores expectativas de crecimiento, y una mejora en los precios de las materias primas que exporta la región”, indicó la Cepal.


Noticias Relacionadas