El científico visitó diez playas del Pacífico nicaragüense /Archivo
El científico visitó diez playas del Pacífico nicaragüense /Archivo

Destacado, Nacionales por Mauricio González,

El oceanógrafo y presidente de la Academia de Ciencias de Estonio, Tarmo Soomere, visitó diez playas del Pacífico de Nicaragua, desde León hasta San Juan del Sur, el cual determinó que las olas de estos lugares tienen la suficiente frecuencia y potencia para producir energía renovable a través de tecnología de ingeniería de olas.

El especialista indicó que Nicaragua puede producir de cinco a diez kilovatios por metro de línea costera. Entre uno o dos kilovatios por cada metro de costa es lo que podría usar el consumidor final.

Soomere, connotado científico de su país, realizó esta gira como parte de una visita a la Academia de Ciencia de Nicaragua. Entre las costas que visitó están San Juan del Sur, Poneloya y Pochomil. Anteriormente ha realizado de este tipo en el mar Báltico.

Medioambiente. Estudio realizado por científicos de Estonia asevera que Nicaragua puede producir de 5 a 10 kilovatios por metro de línea costera

Explicó que la energía de olas consiste en la combinación del viento y una masa de agua, con potencial para generar electricidad.

“Por el tipo de olas que hay en el Pacífico, es más viable, porque son más frecuente y tiene más fuerza. En el mar Báltico alcanza esas características cuando son provocadas por tormentas”, expresó Soomere.

La forma en que funciona la tecnología de ingeniería de olas es por medio del movimiento de estas, que influyen en mecanismos hidráulicos o turbinas, que a su vez activan generadores. La corriente es transportada por cables a tierra.

“La producción de energía renovables a través del sol y el viento tiende a bajar en la noche, casi siempre el oleaje puede producir energía”, afirmó el oceanógrafo, quien destacó que esta energía renovable es cara, mucho más que la solar o eólica. “Si más países empiezan a producirla será diferente”, indicó el experto.

Soomore estuvo en Nicaragua durante una semana con el propósito de conocer más de los procesos de formación del oleaje en la región. El contacto con la Academia de Ciencia de Nicaragua lo estableció en junio del año pasado durante la Cumbre del Clima en París, reveló el oceanógrafo.

En la Universidad Centroamericana (UCA) brindó el pasado lunes una conferencia sobre el uso de las corrientes marinas para el manejo ambiental.


Noticias Relacionadas