Al momento de realizar la encuesta se descubrió que de cada cien nicaragüenses, 25 vivían en pobreza, de los cuales siete se encontraban en condición de pobreza extrema. /AFP
Al momento de realizar la encuesta se descubrió que de cada cien nicaragüenses, 25 vivían en pobreza, de los cuales siete se encontraban en condición de pobreza extrema. /AFP

Destacado, Nacionales por Keysi García,

La pobreza general de Nicaragua pasó de 29,6% en 2014 a un 24,9% en 2016, según el Reporte de Medición de la Pobreza y la Desigualdad. De acuerdo con el informe oficial extraído de la Encuesta Nacional de Medición de Vida y elaborado por el Inide, el porcentaje de ciudadanos que viven en pobreza extrema disminuyó a 6,9%, en relación al estudio anterior, en donde se reflejó que la proporción era de 8,3%.

Este resultado especifica que de cada cien nicaragüenses, 25 vivían en pobreza, de los cuales siete se encontraban en condición de pobreza extrema al momento que se realizó el estudio. Las encuestas fueron aplicadas por el Instituto Nicaragüense de Información de Desarrollo (Inide) en 2.800 viviendas entre el 11 y 31 de octubre de 2016.

Avances. El estudio también revela que un cuarto de la población aún vive en estas condiciones poco favorables

Para obtener esa información el Inide tomó como parámetro de referencia las declaraciones de consumo en los hogares entrevistados, teniendo como objetivo principal obtener el total de los gastos en alimentos, bienes y servicios en que incurren estos hogares.

“La brecha de la pobreza refleja cuán pobres son los pobres y, por tanto, proporciona una idea de la profundidad de las carencias del consumo que definen una situación de pobreza”, indica el informe.

Las personas que están debajo de la línea general de pobreza son aquellos cuyos gastos anuales de consumo son inferiores a los C$18.310,99 y los que reportan un consumo inferior a los C$11.258,93 son pobres extremos.

El documento completo fue presentado ayer por el Banco Central de Nicaragua (BCN) en la capital. El presidente de la institución, Ovidio Reyes, indicó a medios oficiales que la encuesta señala que el Coeficiente de Desigualdad mejoró de 0,38 a 0,33.

Asimismo, Reyes recalcó que el país necesita “mejorar aún más su ingreso per cápita” que podría ser logrado con mayores tasas de crecimiento económico que generen empleos en el país.

Otros indicadores

El informe también señala que los “pobres están mucho más cerca de cruzar la línea y escapar de la pobreza” y que esta situación se ha vuelto menos severa, o sea, que este segmento poblacional se ha beneficiado de las “tendencias generales de mejora en el estándar de vida”.

Se calcula que a nivel nacional el consumo promedio anual per cápita de la población nicaragüense es de C$32.356,12.


Noticias Relacionadas