Alba Luz Ramos, presidenta de la CSJ. /Archivo
Alba Luz Ramos, presidenta de la CSJ. /Archivo

Nacionales por Metro,

La presidenta del Poder Judicial de Nicaragua, Alba Luz Ramos, mostró ayer su apoyo al aumento de penas únicamente para delitos graves, tal como lo propuso el Ejecutivo la semana pasada.

El apoyo a esta iniciativa es “solo para los delitos graves”, respondió Ramos a periodistas, al ser consultada sobre el tema.

La propuesta del Ejecutivo ante el Poder Electoral consiste en elevar en cinco años de prisión las penas para los delitos de parricidio, asesinato, violaciones a menores de 14 años, violación agravada y feminicidio.

En el caso del parricidio, propone que las penas actuales, que van de los 20 a los 25 años, pasen a 25 y hasta 30.

La presidenta del Poder Judicial de Nicaragua, Alba Luz Ramos, mostró su apoyo al aumento de penas únicamente para delitos graves, tal como lo propuso el Ejecutivo la semana pasada

En los delitos de asesinato, el Ejecutivo busca que las penas, que actualmente son de 15 a 20 años, se eleven a 20 años la mínima y 25 la máxima.

En cuanto a las violaciones a menores, las condenas pasarían de entre 12 y 15 años, al mínimo de 20 y máximo de 25 años, de acuerdo con la propuesta.

Respecto a las violaciones agravadas, cuyas penas van de 12 a 15 años, serían de 12 a 20 años, o a 25 años, si es contra adolescentes o parientes, según lo que busca el Gobierno.

Las penas por femicidio, que hoy van de 15 a 20 años, serían de 20 a 25 años de prisión, indica la propuesta.

Para que las reformas se hagan efectivas tendrán que ser discutidas en el plenario de la Asamblea Nacional de Nicaragua, el Código Penal, el Código Procesal Penal y  la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres.

Ramos resaltó que ninguna de las propuestas supera la pena máxima, como son los 30 años de prisión, y que la reforma está en manos de la Asamblea Nacional.


Noticias Relacionadas