Decenas de jóvenes se sumaron ayer a las actividades. /Henry Padilla
Decenas de jóvenes se sumaron ayer a las actividades. /Henry Padilla

Destacado, Managua, Nacionales por Mauricio González,

Decenas de personas se unieron ayer a una caminata y mañana cultural organizada por diferentes instituciones del Gobierno y empresas privadas para  conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, que se estableció  cada 5 de junio por las Naciones Unidas desde 1974, con el objetivo de hacer conciencia ambiental.

Sin embargo, especialistas en este tema afirman que la tarea de concienciar a la población avanza muy lenta en comparación al deterioro de la naturaleza.

Managua fue el centro de estas actividades que iniciaron desde las 7:30 a.m., con la caminata que salió desde la rotonda Rubén Darío hasta la plaza de Los Estudiantes, en el Malecón.

De acuerdo con Kamilo Lara, presidente del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare) y uno de los organizadores de los eventos, por tercer año consecutivo se realizó la “Tercera Caminata Ecológica”, además de la mañana cultural.

Según Lara, participaron cientos de personas de diversas instituciones como el Ejército de Nicaragua, la Universidad Politécnica (Upoli), la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), colegios públicos de secundaria y la iglesia evangélica.

Sobre los principales problemas ambientales del país, Lara reiteró que la contaminación de los recursos hídricos es uno de ellos, además del manejo inadecuado de los residuos sólidos y ahora las emisiones de gases de los vehículos.

El presidente de Fonare sostuvo que durante todo el año harán actividades en pro del medio ambiente, como defender los bosques y la conservación de los recursos hídricos, sin embargo, no explicó cómo lo iban a hacer. Agregó que realizarán diversos foros sobre el reciclaje de desechos sólidos.

Desde la alcaldía

La secretaria del Consejo de Managua, Reyna Rueda, representó a la Alcaldía de Managua en la caminata. Declaró que a través de la dirección de Medio Ambiente de la comuna tienen estrategias para fomentar la cultura de la conservación.

“Recibimos las denuncias ambientales y han hecho efecto porque empresas y personas han pagado multas. Siempre tenemos una línea directa para atender las quejas, por si el camión recolector no pasa o si hay gente que arroja basura en cauces o terrenos vacíos”, manifestó Rueda.

Reiteró que la inversión para la limpieza de Managua es de 40 millones de córdobas anual, pero no pudo precisar cuánto específicamente se destina para la promoción de la conciencia ambiental.

Carrera contra el tiempo

El director de la Estación Solar y Climática de la Universidad Centroamericana (UCA), Claudio Wheelock, dijo que a medida que avanza la contaminación en el planeta es indispensable actualizarse técnicamente en las herramientas de mitigación del cambio climático y sobre todo en educación ambiental.

Aseguró que un ejemplo palpable es que ahora es más difícil para la gente del campo pronosticar el comportamiento del clima. “Antes los campesinos o agricultores conocían el tiempo, de cuando iba a llover y cuando podían cultivar, eso cada vez es más difícil. Se depende de instrumentación y pronósticos que pueden ser fallidos. Entonces se requiere más ciencia y tecnología”, sostuvo.

En la Estación Solar y Climática de la UCA se monitorea el comportamiento atmosférico de Nicaragua y principalmente de la capital. Wheelock declaró que la radiación solar directa sobre el país no ha variado de manera importante, sin embargo ocurren dos fenómenos influenciados por la actividad humana.

Wheelock explicó que la sensación de aumento de calor en Managua en los últimos años y que se evidencia en los termómetros que hay las calles, se da porque “el calor de los rayos del sol es atrapado por la cada vez más grande capa de smog, alimentada por el aumento de vehículos y la falta de árboles”.

El otro fenómeno relacionado a la radiación y la actividad humana, es el proceso de desertificación de León y Chinandega. Según  Wheelock, basado en el Mapa Solar de Nicaragua, occidente es la zona que más recibe radiación solar directa por su posición geográfica. Este factor y la agricultura intensiva que se ha practicado por muchos años están convirtiendo en desiertos estos lugares.

El naturalista Jaime Incer en varia ocasiones ha insistido en la creación de conciencia para empezar a solucionar los problemas ambientales del país. Sin embargo, enfatizó que también se necesita un mayor control del Gobierno para detener las mafias que destruyen la naturaleza.


Noticias Relacionadas