Roberto López, presidente ejecutivo del INSS. /Óscar Sánchez
Roberto López, presidente ejecutivo del INSS. /Óscar Sánchez

Destacado, Nacionales por José Denis Cruz,

El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, descartó aumentar la edad de jubilación y las semanas de cotización, como recomendó el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace una semana, entre otras medidas para buscar la sostenibilidad de la institución.

“A pesar de las opiniones expresadas recientemente por el FMI, ni el INSS ni el gabinete económico han analizado ninguna medida relacionada con aumentar la edad de jubilación o las semanas cotizadas para obtener una pensión”, aseguró López en conferencia de prensa.

Consenso. Medidas serán discutidas entre los distintos sectores

El funcionario dijo que la edad de jubilación no está en debate en el Gobierno de Nicaragua y tampoco se discute el número de semanas cotizadas. Al contrario, continuó, el presidente de la República, Daniel Ortega, orientó que se identifiquen medidas para asegurar el mejoramiento de los ingresos del INSS y que se mantengan los servicios de salud y de pensiones que brinda la institución.

“Las medidas que se propongan a la Presidencia será informadas únicamente por la Presidencia de la República y el INSS, para ser discutidas en el modelo de diálogo y alianza que impulsa el Gobierno”, enfatizó López.

El FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió al Gobierno nicaragüense siete medidas para alcanzar la sostenibilidad del INSS, entre ellas aumentar la edad de jubilación y ampliar el período de cotizaciones mínimas.

También propuso el recorte y racionalización de los gastos operativos y de salud, el aumento de la cotización patronal y laboral y la revisión del mecanismo de ajuste de las pensiones.

El FMI indicó la necesidad de reducir las prestaciones otorgadas y que el Gobierno asuma algunos gastos, refiriéndose a las pensiones reducidas y especiales, las cuales pasarían al Presupuesto General de la República.

Advirtió que bajo las actuales políticas, el INSS seguirá presentando déficits y agotará sus reservas en efectivo para el año 2019, lo que podría requerir transferencias desde el Gobierno (Ministerio de Hacienda).

La Declaración Final de la misión del FMI, que vino a revisar la situación económica del país, concluyó que el incremento en los déficits del INSS podría reflejarse en un aumento de la deuda pública en el largo plazo, “lo que amenazaría su sostenibilidad”.

Sector privado

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, ha dicho que lo conveniente para lograr la sostenibilidad del INSS es aumentar el número de afiliados, lo que implica formalizar la economía del país. Es “darle a las empresas la oportunidad de convertirse en formales”, enfatizó.

“Ya dimos cuatro puntos (a la cuota patronal) en ocho años y tres específicamente en los últimos cuatro años. Entendiendo que ya dimos ese aporte, seguir aumentando podría provocar lo contrario: Que tengás empresas que son formales y que se vuelvan informales”, planteó Aguerri.

Por su lado, el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, señaló que el problema del INSS no es el incremento de las pensiones, sino un incremento de los gastos administrativos y de bienes y servicios.

“El INSS ha aumentado en el último año 4,1 veces su gasto, ellos (el INSS) pueden de alguna manera reducir, ya tienen bastante gente contratada, igualmente con bienes y servicios. Hay que tratar bien la naturaleza del déficit”, valoró Chamorro.


Noticias Relacionadas

Cientos de jóvenes se dieron cita ayer, vestidos de negro en señal de luto y ondeando banderas de Nicaragua, para unir sus voces con las de artistas...

por Noelia Celina Gutiérrez