Nacionales por Humberto Galo y EFE,

La Policía Nacional de España informó que detuvo en Terrassa (Barcelona) a siete presuntos miembros de un grupo que se dedicaba a explotar a boxeadores nicaragüenses “sin papeles”, a los que obligaban a competir en torneos de toda Europa, sin descansos ni controles médicos y alojándolos en viviendas insalubres.

Según indicó la Policía Nacional Española en un comunicado, la operación, con la que se da por desarticulada la red organizada, ha permitido liberar a 19 de esos boxeadores, que eran captados mediante cartas de invitación para participar en un torneo en España.

Chantajeados

Posteriormente, el grupo impedía a los boxeadores regresar a Nicaragua, sometiéndoles a coacciones por carecer de permisos para residir en España, amenazándolos con represalias a sus familiares en el país  y agrediéndolos en caso de que intentaran rebelarse.

“Sin papeles”. Los jóvenes eran engañados y obligados a combatir por toda Europa

Sometidos presuntamente a una estrecha coacción por parte de un entrenador y dos controladores, los boxeadores eran forzados a combatir en torneos de toda Europa, a los que acudían con las autorizaciones y la licencia federativa falsificada, y sin respetar los descansos ni ser objeto de control médico alguno, según la investigación policial.

Las víctimas eran alojadas, hacinadas y en condiciones insalubres, en una residencia para deportistas de Terrassa (Barcelona), y obligadas a competir en condiciones extremas, sin que recibieran ningún pago por su participación en los torneos.

La investigación

La Policía Nacional de España inició en febrero del año pasado la investigación, que ha permitido detener a siete de sus presuntos integrantes, acusados de los delitos de falsedad documental, estafa, amenazas, lesiones y contra los derechos de los inmigrantes.

A través de una empresa promotora, los miembros de la banda solicitaban cartas de invitación para los boxeadores profesionales nicaragüenses a los que ofrecían participar en un torneo en España, deportistas que en el país eran captados por un integrante de un grupo criminal apodado “El Terrible”.

La realidad de algunos que se van

“Estos muchachos se van porque ya no tienen mucho que dar, por decir así, o les ofrecen el cielo y la tierra allá y cuando se dan cuenta (son explotados), pues nosotros hemos sabido por misma cuenta de ellos, que viven en condiciones infrahumanas, los meten en un solo cuarto y se mantienen peleando, (lo que les pagan) les da apenas para comer, esa es la triste realidad”
Marcelo Sánchez. Promotor de Boxeo

En la operación policial se ha registrado un gimnasio, donde entrenaban los boxeadores, y se ha intervenido abundante documentación relacionada con sus actividades ilegales.

La investigación ha ido a cargo de la comisaría territorial de Terrassa (Barcelona), en colaboración con la Policía Municipal de la localidad vallesana.

Sin embargo, una juez de Terrassa (Barcelona) ha archivado finalmente la causa contra los detenidos a instancias de la Fiscalía por falta de indicios delictivos.

Conocen de casos

El promotor de boxeo en Nicaragua, Marcelo Sánchez, explica que para que un boxeador nicaragüense pueda realizar un combate en el extranjero, este debe de contar con un aval otorgado por la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional, el cual se extiende luego que el peleador cumple con una serie de requisitos tales como exámenes de salud, presentación del contrato de la pelea a realizar, el pago de un permiso y contar con un récord en el que al menos haya ganado sus dos últimas peleas.

“Para que puedan salir con un permiso legal ellos tienen que tener un récord regular, tener las dos últimas peleas ganadas, eso es muy importante, y cumplir con los chequeos médicos establecidos por la Comisión de Boxeo”, manifestó Sánchez.

Sánchez, quien regenta la promotora Pinolero Boxing, agregó que usualmente cuando un boxeador sale del país sin la autorización de la Comisión, suelen ser peleadores que a nivel local tienen un récord negativo. “Entonces como aquí no tienen, digamos, mucho que hacer regularmente se van a probar fortuna en aquellos lados, entonces ahí se quedan peleando en esos países”, dijo.

Casos sancionados

De acuerdo al promotor, en el pasado la Comisión de Boxeo Profesional de Nicaragua ha sancionado a peleadores que han salido a combatir fuera sin contar con el debido permiso. Dicho castigo incluye la suspensión de seis meses e inclusive en algunos casos se han impartido multas económicas.

Agregó que adicionalmente, cuando un boxeador solicita a la Comisión de Boxeo permiso para salir a pelear fuera, tiene que adicionalmente presentar una carta del promotor que le quiere contratar en el extranjero, y adjuntar además el contrato por la pelea en la que se establecen elementos como la duración del combate, la cantidad de asaltos, peso en el que se hará, si es una pelea por título, por mencionar algunas.


Noticias Relacionadas