El doctor Jaime Incer Barquero comparte con estudiantes su nuevo libro. /Nayira Valenzuela
El doctor Jaime Incer Barquero comparte con estudiantes su nuevo libro. /Nayira Valenzuela

Nacionales por Mauricio González,

El doctor Jaime Incer presentó ayer su nuevo libro de cuentos ambientales ante un nutrido grupo de estudiantes y aprovechó para hacer un llamado sobre la necesidad de cuidar el medioambiente.

“El agua subterránea ha descendido el nivel porque hemos tenido inviernos muy malos, de donde se nutren las lagunas. El manto friático es insuficiente”, aseguró Incer.

Jaime Incer. El especialista  habló con estudiantes sobre el deterioro del medioambiente y la necesidad de no seguir ensuciando los cuerpos de agua, durante la presentación de su nuevo libro

Agregó que prácticamente todas las lagunas cratéricas están contaminadas, salvo Asososca, por su importancia para Managua. Sin embargo, el ejemplo contrario es la laguna de Masaya, que es una “inmundicia”.

“Creo que esto no beneficia en nada al turismo, porque algunas bellezas de Nicaragua son charcos sucios contaminados”, manifestó el especialista, quien recalcó que el cambio climático se acentúa cada año y “así como hay lugares en los que llueve mucho, también hay donde no llueve, y en el Pacífico, donde se encuentra las lagunas, carece de suficiente precipitaciones para reponer lo que estos cuerpo de agua pierden por evaporación”, expresó.

Fuentes de agua

No obstante, la actividad humana también influye en la desaparición de los cuerpos de agua, declaró Incer.

Eduardo Sacasa, consultor en manejo de fauna silvestre y miembro de la dirección del Zoológico Nacional,  aseguró que realizó un trabajo donde documentó, a través de imágenes, las fuentes hídricas superficiales que se secaron en 2016. “El año pasado se secaron 160 ríos aproximadamente”, mencionó.

Por su parte, Víctor Campos, director del Centro Humboltd, secundó los datos mencionados por Sacasa y detalló que en sus registros contabilizan aproximadamente la misma cantidad de ríos secos.

Llamado de emergencia

De acuerdo con Campos, las lagunas han sido afectadas por tres años de sequía y para que puedan recuperar un poco sus niveles deben haber por los menos dos estaciones lluviosas como la de 2016, que fue “normal”, sostuvo.

El doctor Incer insistió en que se debe tener un mayor control de la basura y hacer esfuerzo por educar a la población, “porque esa es la única forma de preservar el medioambiente y por ende la calidad de vida de los nicaragüenses”, afirmó.

Importancia de lagunas

Managua cuenta con las lagunas cratéricas de Tiscapa, Nejapa, Asososca, Acahualinca,  Xiloá y Apoyeque, de las cuales solo Asososca se utiliza para consumo.

Un informe del Centro Humboldt en 2016 señala que la laguna de Asososca abastece a cuatro distritos de la capital: el Distrito I, con 12.350 habitantes; el Distrito II, con más de 35.000; el Distrito III, en el que habitan 11.183 personas, y el Distrito IV, donde al menos 1.000 personas tienen esta como fuente de consumo.

En el resto del Pacífico hay lagunas en León, Granada, Chinandega, Masaya y en la Isla de Ometepe, en Rivas.


Noticias Relacionadas