Granizo cayó acompañado de lluvia en Jinotega /Cortesía
Granizo cayó acompañado de lluvia en Jinotega /Cortesía

Destacado, Nacionales por ACAN-EFE,

Una nueva lluvia de granizo, como la que el martes causó apagones y destrucción de techos en Nicaragua, podría afectar al país debido a la inestabilidad en las condiciones del tiempo, informó ayer una fuente oficial.

Pero “no hay que asustarse”, sostuvo el director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca a periodistas al ser consultado.

Precipitaciones de granizo sorprendieron la tarde del martes a pobladores de las zonas norte y Pacífico de Nicaragua, que no esperaban un fenómeno así en plena época seca del año

La lluvia de granizo se originó cuando los vientos húmedos del Caribe y del Pacífico convergieron en las zonas montañosas de Nicaragua, lo que formó nubes de tipo cúmulonimbus, que se caracterizan por ser verticales y por cristalizar las gotas de agua, mismas que se precipitaron al no soportar su propio peso, de acuerdo con el Ineter.

Dichos vientos todavía se desplazan sobre el territorio nicaragüense, por lo que permanece la posibilidad de que se repita una caída repentina de granizo o incluso la presencia de tornados, advirtió Baca.

Las precipitaciones de granizo fueron reportadas el martes en los departamentos de Chinandega, Madriz, Matagalpa, Jinotega, entre otros.


Noticias Relacionadas