Viacrucis de San Francisco en León. /Matilde Córdoba
Viacrucis de San Francisco en León. /Matilde Córdoba

Destacado, Nacionales por EFE y Edición Web,

Miles de fieles católicos celebraron el Viernes Santo en Managua y en el interior del país el tradicional viacrucis penitencial, que rememora las últimas horas de Jesucristo antes de ser crucificado, conocidas como la “pasión de Cristo”.

Los creyentes católicos realizaron procesiones o versiones dramatizadas de la “pasión de Cristo” en los distintos municipios de Nicaragua.

En Managua el viacrucis fue encabezado por el cardenal Leopoldo Brenes, quien se vistió de rojo y blanco, colores que recuerdan la realeza de Cristo y la sangre que derramó durante su “pasión”, así como el tiempo de pascua

“Muchos sacerdotes en las parroquias están celebrando este santo ejercicio que viene a fortalecer nuestra fe y nuestro amor a Jesús”, dijo Brenes durante el recorrido.

Los católicos acudieron en familia a los viacrucis, que se desarrollan en los 153 municipios del país.

Como es tradición, hubo personas que pagaron promesas al vestir a sus hijos con trajes de época, leer pasajes de la Biblia, marchar de rodillas, o con una venda en los ojos.

“No hay duda que vemos la cantidad de personas que está asistiendo a los templos para vivir en oración”, comentó el cardenal.

Con un 58,5 % de feligreses, la iglesia católica es la más seguida en Nicaragua.


Noticias Relacionadas