Daga de Madera con mapa del Proyecto de Canal de Nicaragua. /el19digital
Daga de Madera con mapa del Proyecto de Canal de Nicaragua. /el19digital

Nacionales por ACAN-EFE,

Nicaragua recibió una bandera nacional que fue izada durante la Exposición Universal de París, en 1889, y las fotografías del pabellón que mostró entonces, informó el Gobierno.

La donación de esos objetos de valor histórico, que incluyen una daga de madera con un grabado de la ruta de un eventual canal interoceánico por el país, fue hecha por monseñor Fernando Lamas-Pereyra, prelado de honor de Su Santidad, y recibida por la embajadora de Nicaragua en Alemania, Karla Beteta.

La vicepresidenta, Rosario Murillo, explicó a través de medios oficiales que los objetos están relacionados con la participación de Nicaragua en la décima Exposición Universal, realizada en París entre el 6 de mayo y el 31 de octubre de 1889, para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa

“Esa exposición marcó una época importante en la arquitectura y la ingeniería, porque allí se presentaron con gran brillantez y enorme influencia nuevas concepciones de la construcción y adelantos en la industria”, sostuvo la dignataria.

Durante este evento, Nicaragua exhibió un pabellón al mismo tiempo que Francia presentaba al mundo la Torre Eiffel como símbolo central, agregó.

Murillo aseguró que, por sus particularidades constructivas y decorativas, la estructura nicaragüense figuraba en aquel entonces dentro de los atractivos latinoamericanos que recibieron los mayores elogios.

El pabellón fue construido casi totalmente de madera, con unos extraños techos en forma de cúpulas, rodeados de balaustradas y una escalera exterior que reproduce, a escala, la del castillo de Blois de Francia.

La obra fue diseñada por el famoso arquitecto francés Stephen Sauvestre, conocido por ser uno de los que contribuyeron en la construcción de la famosa Torre Eiffel, según la información oficial.

Conforman la donación siete fotos del pabellón nicaragüense y la bandera izada en esa ocasión, así como un ejemplar de una daga elaborada con madera nicaragüense, sobre la cual aparece un grabado de la ruta del canal interoceánico de Nicaragua y un sello postal de la época.

“Las dagas las recibían como regalo los visitantes del pabellón. Estos objetos tienen alrededor de 128 años de antigüedad”, señaló la vicepresidenta.

Según Murillo, el sacerdote de origen peruano relató a la diplomática nicaragüense “las increíbles historias detrás de estos objetos, resguardados durante mucho tiempo por la religiosa nicaragüense María Mercedes de Medina.


Noticias Relacionadas