Ortega introdujo el pasado 21 de febrero ante la Asamblea Nacional un proyecto para derogar la Ley 325. /Archivo
Ortega introdujo el pasado 21 de febrero ante la Asamblea Nacional un proyecto para derogar la Ley 325. /Archivo

Destacado, Nacionales por José Isaac Espinoza,

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, introdujo el pasado 21 de febrero ante la Asamblea Nacional un proyecto para derogar la Ley 325, que impone un impuesto del 35% a los productos colombianos y que estaba en vigor desde 1999, cuando ambos países comenzaron una disputa de límites territoriales.

Diputados. De forma unánime, los 14 diputados de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto están a favor de eliminar arancel de 35% a las importaciones desde Colombia

Ayer, la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional dictaminó por unanimidad la derogación de ese impuesto a los bienes y productos importados de Colombia.

La eliminación de este arancel conocido como “impuesto patriótico” se hará efectiva la próxima semana durante las sesiones plenarias del Poder Legislativo.

El impuesto se aplica desde 1999 y se decretó para ayudar a sufragar los gastos legales generados por el diferendo con Colombia vinculado a la plataforma marítima de Nicaragua en el mar Caribe. La Corte Internacional de Justicia resolvió este caso en el 2012, dando un fallo positivo a los planteamientos de Nicaragua.

Era el momento

“Ese tema del diferendo se ha resuelto y no había justificación para continuar con el denominado impuesto soberano. La solicitud de derogación de la ley 325 (que contempla ese impuesto) se presenta en el tiempo oportuno. Quienes terminan teniendo un beneficio neto son nuestros productores, especialmente los del sector agropecuario”, dijo ayer Wálmaro Gutiérrez, presidente de dicha  comisión parlamentaria.

En Twitter

“Esta era una solicitud que habíamos hecho desde hace tiempo. Esto ayudará con el comercio con Colombia y esperamos que nos integre a Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración)”.
José Adán Aguerri. Presidente del Cosep escribió esto el 21 de febrero al conocer la intención del Gobierno

“De manera unánime se decidió respaldar la derogación de este impuesto de 35%”, destacó Gutiérrez, agregando que “la mayoría de los bienes importados de Colombia son agropecuarios, por ejemplo, el machete, máquinas de moler, las balanzas que se usan en los mercados, como las más grandes o industriales. Ese gravamen el importador se lo traslada al precio y quien termina pagando ese tributo es el consumidor y en este caso son en su mayoría los productores agropecuarios”.

Respaldo total

En un comunicado la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) informa que apoyará la derogación del impuesto la próxima semana, cuando el dictamen sea presentado en el plenario de la Asamblea,  porque se ha confirmado que la eliminación de este arancel no afectará a las pequeñas y medianas empresas del país.

Azucena Castillo y Carlos García, diputados del PLC que pertenecen a la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, explicaron que el dictamen incluye el compromiso del Gobierno de continuar “ejerciendo y utilizando los mecanismos diplomáticos y recursos legales correspondientes dentro del derecho internacional para garantizar el cumplimiento por parte de Colombia de las sentencias dictadas por la Corte Internacional de Justicia, en fiel cumplimiento a lo establecido en la Constitución Política”.


Noticias Relacionadas