Cinco personas están detenidas y serán procesadas por el asesinato de la joven Vilma Trujillo. / Henry Padilla
Cinco personas están detenidas y serán procesadas por el asesinato de la joven Vilma Trujillo. / Henry Padilla

Nacionales por Uriel Velásquez y AFP,

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, lamentó ayer la muerte de Vilma Trujillo, la joven de 25 años que falleció ayer en el hospital Antonio Lenín Fonseca debido a las quemaduras que recibió luego de ser lanzada a una hoguera, como parte de un ritual religioso en una iglesia evangélica de Rosita, en el Caribe Norte.

Brenes condenó el método usado por el pastor Juan Gregorio Romero, de la iglesia Visión Celestial, de las Asambleas de Dios.

“El demonio solo se va con la oración y no con actos que atentan contra la vida”, afirmó el cardenal

“Ha sido muy triste que se haya tenido que usar ese método porque nosotros en la iglesia Católica tenemos en primer lugar la oración. Si bien es cierto que el demonio se puede posar en una persona, esa no es la forma correcta de expulsarlo, nosotros tenemos los exorcismos, pero nunca se deja la oración”, comentó Brenes.

La mujer será enterrada lejos de su aldea debido a supuestas amenazas de muerte lanzadas contra su familia por parte de fanáticos religiosos, informó este miércoles la representante de una ONG.

El cuerpo de la víctima, Vilma Trujillo, será sepultado por su marido Reynaldo Peralta en la recóndita comunidad caribeña Castillo de Casa Alta, indicó a la AFP la defensora de derechos humanos Herenia Amaya.

La Policía escoltó el féretro que salió el martes de Managua debido a que “el marido iba con temor”, dijo Amaya, quien asistió a la familia de la víctima en representación de la Iniciativa Nicaragüense de Defensores de Derechos Humanos de las Mujeres y la Red de Mujeres contra la Violencia, de la que es miembro.

“Si llegás, te matamos”, fue uno de los mensajes que Peralta dice que recibió de la familia y seguidores del ahora detenido pastor Juan Rocha, quien dirigió el ritual, aseguró Amaya.

El crimen, que ha conmocionado a la opinión pública, ocurrió en la comunidad El Cortezal, en el Caribe Norte.


Noticias Relacionadas