Nicaragua pierde 9 millones de dólares por no tener acceso a agua potable. /Archivo
Nicaragua pierde 9 millones de dólares por no tener acceso a agua potable. /Archivo

Nacionales por Erika Moreno Rocha,

Un monto de 136 millones de dólares destinará la Agencia Suiza para el Desarrollo, Cosude, para promover el acceso de agua y saneamiento en Centroamérica, de los cuales el 40% serán destinados para Nicaragua.

Estos fondos se implementarán en el periodo 2018-2021 y equivalen a US$15 millones por año.

Conservación. Invertirá más en la recuperación y preservación de fuentes de agua

Edita Vokral, directora regional de este organismo, expresó que “si al inicio hablamos de llevar letrinas a las comunidades o de agua limpia, ahora hablamos de un modelo de atención sostenible. Este modelo incluye llevar agua potable hasta las escuelas y casas, promoción de cuidado y salud, alcantarillados sanitarios, plantas de tratamiento y fortalecimiento a las empresas municipales de agua y saneamiento para promover una ciudadanía activa y responsable. Proteger el agua, un componente indispensable”, mencionó Vokral.

Nuevo enfoque

Según Vokral, uno de los principales desafíos para el país y la región es la adaptación al cambio climático y por eso están apoyando proyectos que promueven la recuperación y preservación de las fuentes de agua, por ejemplo, en la Cuenca de Dipilto, además se contribuye a la implementación de tecnologías para la adaptación ante el cambio climático, como es la cosecha del agua.

2018-2021

15 millones de dóales se invertirán anualmente

De acuerdo a la representante, en todos los proyectos se están tomando medidas para la atención de riesgos y desastres, con el objetivo de que el país esté preparado y no se repita lo ocurrido durante el huracán Mitch, el cual destruyó el 32% de la infraestructura de agua y alcantarillas.

Añadió que se está apoyando a las municipalidades para que mejoren la calidad y cobertura de los servicios básicos que brindan.

Avances

En los últimos 36 años dos millones de personas en áreas rurales han accedido a  agua potable, de las cuales 360 mil han sido beneficiadas a través de proyectos financiados por la cooperación Suiza.

La representante de Cosude citó cifras de un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y dijo que Nicaragua pierde US$9 millones por no tener acceso a agua potable y además gasta US$70 millones en salud. A esto se suman problemas como la inseguridad para las mujeres y niños que salen de sus casas para buscar agua, pérdida de tiempo y la deserción escolar.

“Se somete a las personas a un círculo de pobreza, se sufre de enfermedades como la diarrea, aumentando los índices de mortalidad, es trabajo y pérdida de tiempo acarrear agua hasta las casas, lo que provoca deserción escolar y que las mujeres no desempeñen otras actividades importantes”, señaló Vokral.


Noticias Relacionadas