/Archivo
/Archivo

Destacado, Managua, Nacionales por Rafael Lara,

Como parte de los planes de prevención de accidentes, las autoridades policiales de la Dirección de Tránsito Nacional iniciaron la capacitación de 1.200 conductores de buses del transporte urbano colectivo de Managua.

En declaraciones a medios gubernamentales, el subcomisionado Danilo Gutiérrez, jefe del Centro de Educación Vial, dijo que la meta para este año es capacitar a 40 mil conductores de transporte colectivo y selectivo a nivel nacional, con quienes desarrollarán los temas de cortesía vial, el respeto a las señales de tránsito y la conducción defensiva, las que al ser violentadas se convierten en las principales causas de accidentalidad, de acuerdo a las estadísticas.

La capacitación estará acompañada de una campaña en los buses, con mensajes alusivos al respeto de las normas de tránsito y de tomar las precauciones debidas con el fin de proteger la vida.

El presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco), Danilo Sánchez, declaró recientemente que en conjunto con el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) ajustarán los tiempos de las rutas y tomarán medidas con los conductores irresponsables. Asegura que en los dos meses que van del año se ha amonestado a 100 conductores, entre sanciones y despidos.

Otras medida será poner en los buses los números telefónicos de las cooperativas, para que los usuarios reporten quejas o sugerencias.

Según las estadísticas de la Policía Nacional, las unidades de buses representan el 6% de casos de accidentes de tránsito.

A pesar de los esfuerzos, defensores de los consumidores, transportistas y especialistas universitarios consideran que para mejorar el servicio de transporte urbano colectivo se necesita mucho más para que los planes tengan efectividad.

Por parte del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), Freddy Hernández, señala que la prevención de accidentes también tienen que ver con el buen servicio.

“Mejorar el transporte urbano colectivo es responsabilidad compartida. Están las empresas del transporte que deben acatar las normas, el Irtramma haciendo que se cumplan las reglas y luego están los usuarios que no exijan a los conductores que rompan con las normas, como por ejemplo pidiendo parada en lugares no adecuados”, dijo.


Noticias Relacionadas