Destacado, Managua, Nacionales por Rafael Lara,

La manijas del reloj marcan las 12:35 a.m., hora del primer terremoto que azotó a Managua en 1972, sellando el momento durante 45 años, en la Catedral Metropolitana Santiago, que según el Gobierno de la República, giró instrucciones para su restauración como parte de las obras de rehabilitación del casco histórico capitalino. METRO recopila todos los detalles sobre la reconstrucción de este asombroso templo, que bendice la historia de la capital.

El gobierno central anunció que se realizarán estudios para la posibilidad de reconstrucción de la antigua Catedral Metropolitana de Santiago, como parte de los trabajos que se realizan en el casco histórico de Managua.

La vicepresidente Rosario Murillo, destacó que la Alcaldía de Managua estará presentando a una comisión integrada por arquitectos e ingenieros italianos y mexicanos, para estudiar la posibilidad de reconstruir este monumento histórico.

“Primero se realizaran los estudios, para luego hacer el presupuesto y gestionar el financiamiento a través de cooperación internacional”, dijo Murillo, señalando que la Catedral Metropolitana de Santiago, ubicada a un costado del Palacio de la Cultura, es un patrimonio cultural e histórico de Nicaragua.

Murillo indicó que ese edificio recuerda la vida en Nicaragua antes del sismo de 1972 y cómo después cambió todo. Otros acontecimientos que rodearon a la catedral fue un responso para el padre de la dinastía, Somoza García, muerto en un atentado por Rigoberto López Pérez, fue tomada para hacer protestas, vio la celebración del triunfo de la revolución de 1979 y la toma del Palacio Nacional, entre otros.

Por su parte, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, declaró que posterior al terremoto del 72, la vieja catedral de Managua, ha tenido propuestas de reconstrucción con apoyo de la cooperación internacional, que todavía no concluyen y en lo cual se debe seguir trabajando.

 

“Uno de los esfuerzos en los que seguimos trabajando es estudiar opciones de mantenimiento y reconstrucción de la vieja catedral. Por años hemos estado haciendo esfuerzos y tenemos iniciativas no concluidas, en las que todavía tenemos que seguir trabajando”, dijo el secretario municipal capitalino.

Moreno señaló que este es un esfuerzo del gobierno central como parte de la reconstrucción del centro histórico de la ciudad de Managua.

“Hemos desarrollado obras en el casco histórico de la ciudad, La catedral requiere un esfuerzo nuestro que hemos estado trabajando y Dios mediante poder hacer una propuesta concreta pronto”, alegó Moreno.

Destacó que en materia de ingeniería el proyecto es riesgoso y caro, por lo que buscan opciones más seguras y accesibles a la capacidad del gobierno.

“Tiene un daño estructural muy importante y reparar la estructura, sin afectarla, ni alterarla, es un tema de ingeniería complejo de resolver. Algunas propuestas hechas alteran sustancialmente el edifico original”, indicó el funcionario municipal.

En la misma zona ya se desarrollan las obras de restauración del Palacio de la Cultura. La inversión es de C$8 millones y se destinan para la impermeabilización del techo, pintura y eliminar los agregados, para quitarle peso a la estructura y dejarla en su aspecto original histórico, inaugurado en 1941.

Catedral merece una segunda oportunidad

Según el doctor Armando Ugarte, investigador en temas de riesgo de la Facultad de Ingeniería de La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), señaló que lo indispensable antes de hablar de restaurar se necesita un estudio del perfil del acero de sus bases, que durante más de cuatro décadas soportaron el terremoto de 1931, el de diciembre 1972 y los sismos que azotaron la capital en abril 2014.

Luego de los sismos de hace tres años, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastre (Sinapred), sólo realizó una inspección visual, de esta y otros edificios. Entonces las autoridades tomaron la decisión de demoler el antiguo Palacio Nacional de la Lotería, la Concha Acústica y el Faro de la Paz.

El especialista señalo que la UNI hace diez años participó en una evaluación de la catedral con un arquitecto español. En ese momento había dudas de su posible reconstrucción porque no se logró inspeccionar en el interior.

“Mi valoración es que cualquier estudio hecho con anterioridad debe volver a hacerse. Recordemos los sismos del 2014. Así que esos perfiles no están actualizados. Ahora hay estructura metálica expuesta y con sarro. Hay que ver si los (estudios realizados por) italianos hicieron una radiografía del acero y una prueba de resistencia a la tensión”, alegó Ugarte comentando que varios pedazos de la estructura del costado norte cayeron con los movimientos telúricos del 2014.

Según los vigilantes de la vieja catedral, a veces tienen temor de que uno de esos segmentos de la estructura puedan caerles. Por lo cual, consideran que durante un sismo tienen que apartarse del viejo edificio.

“El diseño de la vieja catedral se hizo calculando el peso y distribuyéndolo en las bases, además las cúpulas tienen un círculo de comprensión que soporta todo el peso y lo transmite al resto de la edificación. Entonces el que esté agrietado, significa que se debe estudiar si han penetrado de tal forma que el acero haya perdido su capacidad. En esto momentos, no me atrevo a dar un dictamen definitivo”, dijo Ugarte.

Intentos de reconstrucción

Entre los primeros intentos de reparación está la restauración parcial en 1995 para celebrar la misa del quinto aniversario de la presidencia de Violeta Barrios. Posteriormente en 1999 fue retocaron para celebrar la boda de María Alejandra Alemán, hija del entonces presidente Arnoldo Alemán.

Para 2004 el presidente mexicano Vicente Fox, se comprometió con su entonces homólogo nicaragüense, Enrique Bolaños Geyer, enviar a técnicos para restaurar la iglesia. El diagnóstico de los especialistas determinó que el abandono por décadas y la humedad, causaron más daños a la estructura que la sufrida durante el terremoto del 72.

/Juan García

Se consideró que los gobiernos de Nicaragua, México, España y Francia, con apoyo de la Unesco, aportarían para la restauración, algo que no se ha concretado hasta el momento.

Entre los principales daños observados están las torres que antes contuvieron las campanas y el mecanismo del reloj, de ahí es donde se han desprendido pedazos de concreto. Las paredes intermedias en los costados de la catedral tienen serias cuarteaduras y daños menores hay en las estatuas, la astas de concreto de las luminarias, jarrones, barandas totalmente destruidas y las estatuas, entre otros.


Noticias Relacionadas