Managua, Nacionales por Josue Garay,

Julio César Narváez Valle deja a dos hijos en la orfandad /Josúe Garay Julio César Narváez Valle deja a dos hijos en la orfandad /Josúe Garay Julio César Narváez Valle deja a dos hijos en la orfandad /Josúe Garay

El subinspector Julio César Narváez Valle fue sepultado la tarde del sábado en el cementerio Oriental, dos días después de ser asesinado durante un tiroteo entre agentes de la Policía Nacional y unos delincuentes.

El cuerpo fue trasladado desde Villa Venezuela -lugar donde habitaba el oficial-, hasta el cementerio Oriental.

Ayer fue sepultado en el municipio de Masatepe, Masaya, el oficial Howar Urbina Flores, quien también fue abatido durante el enfrentamiento en el barrio San Luis de la capital.

En tanto, hoy mismo los dos acusados de matar a los oficiales la mañana del jueves en el barrio San Luis, Víctor Manuel Morales García y Paúl Jáenz; fueron remitidos a juicio.

A primera hora de este sábado los dos acusados llegaron escoltados por agentes policiales a los juzgados de Managua, donde se efectuó una audiencia preliminar.

Morales y Jáenz son acusados por los delitos de asesinato, asesinato frustrado, tentativa de robo agravado y obstrucción de funciones, se conoció la mañana del sábado.

En el caso de Morales, también se le acusa por portación de armas.

Julio César Narváez Valle y Howard Antonio Urbina son los agentes policiales muertos en el incidente, quienes recibieron honores póstumos por la Policía Nacional.


Noticias Relacionadas

La Policía desplazó grúas en varios puntos de Managua previo a un paro vehicular convocado para la tarde de este viernes por la Alianza Cívica por...

por Eva Inestroza y Mauricio González