Vista general de una presentación de detalles técnicos y de impacto ambiental y social de la construcción del Gran Canal Interoceánico en Managua (Nicaragua). /EFE
Vista general de una presentación de detalles técnicos y de impacto ambiental y social de la construcción del Gran Canal Interoceánico en Managua (Nicaragua). /EFE

Destacado, Nacionales por ACAN-EFE,

Las primeras obras del canal interoceánico de Nicaragua, que consisten en la construcción del puerto de Brito, en el Pacífico sur del país, iniciarán en el primer semestre de 2017, informó hoy la concesionaria del proyecto, la firma china HKND Group.

“Tenemos la intención de comenzar a trabajar en el puerto de Brito en el primer semestre de 2017”, refirió HKND, en un correo electrónico enviado a Acan-Efe.

La concesionaria china había planificado el inicio de esas para fines de 2016, pero el interés de cumplir con los Estudios de Impacto Social y Ambiental (EIAS), entre otras causas, causaron retrasos, según la correspondencia.

El proyecto del canal consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud y de 230 a 280 metros de ancho, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos, conforme la última información oficial de la estatal Comisión del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.

Al retraso también contribuyeron nuevos descubrimientos relacionados con las características del terreno, que obligaron a rediseñar el diseño del puerto, sostuvo HKND

“La capacidad portuaria que estamos proporcionando ahora es sustancialmente mayor que en el concepto del diseño original”, explicó la empresa.

El nuevo diseño del puerto de Brito afectó la ruta de manera “no sustancial” prevista para el acceso sur del canal, por donde iniciarían las obras, por lo que iniciar a fines de 2016 no fue posible, de acuerdo con HKND.

La concesionaria también informó el cambio de ubicación de la esclusa de Brito, hacia un punto más lejano de la costa, para evitar fallas geológicas, aunque actualmente no está definido.

“Nos hemos comprometido desde el principio a ubicar la esclusa en la mejor posición posible y aunque estos cambios han supuesto un retraso, pero no dudamos en hacerlos, para el beneficio del proyecto”, detalló la empresa.

El canal, cuya construcción costará unos 50.000 millones de dólares y creará unos 50.000 empleos, entraría en operaciones cinco años después del inicio de las obras más importantes, según HKND.

El país espera que la construcción duplique su Producto Interno Bruto (PIB).


Noticias Relacionadas