Samira Montiel, procuradora de la Diversidad Sexual en Nicaragua recomienda insistir en la sensibilización y en la educación de la población en general. /Getty Images
Samira Montiel, procuradora de la Diversidad Sexual en Nicaragua recomienda insistir en la sensibilización y en la educación de la población en general. /Getty Images

Nacionales por Josué Garay,

El informe “El trabajo sexual y la violencia institucional: Vulneración de derechos y abuso de poder”  reveló que durante el 2016 en Nicaragua tres mujeres trabajadoras sexuales fueron asesinadas momentos después de cumplir con sus servicios.

El informe fue presentado ayer por la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (Redtrasex) ante diversas organizaciones .

Pese a esa cantidad de muertes, el documento revela que Nicaragua es uno de los países de América Latina que el año pasado registró menos casos de asesinatos de trabajadoras sexuales. En Costa Rica también murió estrangulada una nicaragüense trabajadora sexual a mediados de 2016.

En los tres casos ocurridos en el país los asesinos están prófugos de la justicia, expresa María Elena Dávila, coordinadora de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales Girasol Nicaragua.

Pero agrega: “solo en el caso de la compañera asesinada en Costa Rica la Policía logró capturar al delincuente”.

Samira Montiel, procuradora de la Diversidad Sexual en Nicaragua recomienda insistir en la sensibilización y en la educación de la población en general.

Este año las 2.300 mujeres trabajadoras sexuales que están organizadas en Girasol Nicaragua tienen unas metas fijas: lograr tener el derecho a la seguridad social, para así no pagar solo el seguro facultativo; sindicalizarse para tener más incidencia y mantener la campaña de educación.


Noticias Relacionadas