/Archivo
/Archivo

Departamentos, Destacado, Nacionales por José Denis Cruz,

Representantes de la Cámara de Urbanizadoras de Nicaragua (Cadur) solicitaron a las autoridades del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) una mayor agilización en los tiempos de aprobación de nuevos proyectos residenciales y un periodo de cinco días máximo para declarar las viviendas de interés social.

Héctor Lacayo, presidente de la cámara gremial, señaló que acordaron 74 días para la aprobación del permiso de construcción, para “ello trabajaremos en conjunto con las autoridades involucradas para alcanzar resultados”.
Con estos acuerdos, Cadur estima que el sector urbanizador desarrollará una oferta de 6.000 viviendas para 2017, por lo que “el Gobierno debe garantizar más de 250 bonos a la prima para el cierre de 2016 y más de 2.000 bonos para el próximo año”.

Lacayo explicó que esperan cerrar el año con la colocación de 4.000 casas.

Asimismo, Cadur confirmó que se amplió el techo de las viviendas de interés social de los rangos entre US$20.000 a US$23.000 y de US$30.000 a US$32.000, según su vicepresidente Ricardo Meléndez.

“El beneficio más importante es el aumento del salario, al mínimo que estaba normado a tres o cuatro salarios, ahora podemos llegar a familias de hasta 36 mil córdobas, eso significa que por ganar más no estás excluido del bono del Gobierno.

La medida se aprobó para facilitar la adquisición de las viviendas con los siguientes beneficios: subsidio de 2,5 por ciento y tasa de interés preferencial del 7,13 por ciento y exoneración de gastos de inscripción.


Noticias Relacionadas