Una vez que el virus llega al cuerpo se queda en el ADN del portador. /Internet
Una vez que el virus llega al cuerpo se queda en el ADN del portador. /Internet

Nacionales por Humberto Galo,

De las mujeres que fueron atendidas entre 2012 y 2015 en las Instituciones Proveedoras de Servicios de Salud (IPSS) o clínicas previsionales adscritas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, al menos el 30% fue diagnosticada como portadoras del virus del papiloma humano (VPH), según estadísticas de esa institución.

Silvia Guerrero, gineco-oncóloga, explica que una vez que el virus ingresa al organismo, la persona será siempre un portador del mismo, ya que este vive en el ADN del individuo.

Incidencia. Estadísticas de los últimos cinco años demuestran que las mujeres son las más afectadas por el virus

“El virus está para todos los grupos de edad, para todos los grupos de población, heterosexualidad, homosexualidad, etcétera”, sostiene Guerrero.

Guerrero señala que inclusive pueden pasar varios años previo a que se pueda manifestar algún síntoma de la presencia del virus en el organismo, si es que se tratase de alguna cepa que pueda manifestar sintomatología.

“Nosotros podemos ser portadores sin síntomas o con síntomas, en donde se manifiestan verrugas genitales, inclusive hasta el cáncer cervical, cáncer de pene, cáncer de ano, cáncer de garganta por sexo oral”, refiere la especialista.

Mujeres más vulnerables

A pesar de que el virus es transmitido por los hombres, los anuarios estadísticos de los últimos seis años indican que únicamente en 2010 y 2011 hubo detecciones al sexo masculino del virus. En 2010 la incidencia del VPH condiloma (verruga) entre los asegurados masculinos alcanzó 30%; mientras que en el año 2011 el porcentaje disminuyo a 21%.

Según la experta, uno de los factores que explican que se encuentren más casos en mujeres que hombres está relacionada a que “la vagina mide entre 8 y 10 centímetros, además es oscura y húmeda, el ambiente vaginal favorece que  el virus permanezca más tiempo y que se prolifere más que en el pene del hombre, que puede ser lavado y secado”.

Estas particularidades, agrega, incide directamente  en el hecho que a nivel mundial más de medio millón de mujeres fallezcan a causa de cáncer cérvico uterino.

Sergio López, cirujano oncólogo, explica que para tratar las lesiones tempranas en el útero se puede emplear crioterapia (empleo de líquidos extremadamente fríos para congelar y destruir tejido anormal detectado).

“Cuando aparecen lesiones verrugosas (condilomas) características del VPH, entonces es necesario la intervención quirúrgica, si el virus causó un cáncer en una etapa temprana en el cérvix también se puede operar,  si la etapa es intermedia debe recibir quimioterapia”, dijo.


Noticias Relacionadas

Al menos tres personas fallecieron y 16 resultaron heridas en los 132 accidentes de tránsito que se produjeron durante este fin de semana en Nicaragu...

por Uriel Velásquez y Máximo Rugama