Mundo Por

Tres tigres siberianos llamados Ilona, Borya y Kuzya, que quedaron huérfanos luego de que sus madres fueran asesinadas por cazadores furtivos, fueron liberados en Rusia cuando ya podían valerse por sí mismos en su hábitat natural.

No se pierda la emotiva reacción de estos felinos que pertenecen a una sub-especie de la cual solo quedan 360 especímenes en libertad.


Noticias Relacionadas