El líder norcoreano supervisa la prueba de un arma táctica. Archivo/Metro
El líder norcoreano supervisa la prueba de un arma táctica. Archivo/Metro

Mundo por AFP,

Kim Dong Chul, un estadounidense condenado por Pyongyang antes de ser liberado en 2018, aseguró este viernes haber sido un espía de la CIA en Corea del Norte, donde tomaba fotografías con una cámara diminuta escondida en un reloj.

Este empresario y pastor protestante, de 67 años, era uno de los tres estadounidenses liberados en mayo de 2018 por el régimen norcoreano, a pesar de haber sido condenado por espionaje dos años antes.

Las autoridades norcoreanas liberaron a estos tres prisioneros antes del encuentro histórico entre Donald Trump y Kim Jong Un.

Imagen publicada por la Agencia de Noticias Central Coreana (KCNA) de Corea del Norte el 7 de agosto de 2019 que muestra al líder norcoreano Kim Jong-Un (D) AFP/Metro

Imagen publicada por la Agencia de Noticias Central Coreana (KCNA) de Corea del Norte el 7 de agosto de 2019 que muestra al líder norcoreano Kim Jong-Un (D) AFP/Metro

En una entrevista para la cadena de televisión pública alemana NDR, difundida integralmente el domingo, Kim Dong Chul afirmó haber trabajado como espía para la CIA desde 2011.

“Tras la muerte de Kim Jong Il (en 2011), numerosos rumores circularon sobre los posibles sucesores y la futura evolución del país”, explica Kim Dong Chul en un momento de la entrevista, transmitida parcialmente el viernes a la prensa.

En este contexto la CIA decidió reclutarle, dado que vivía desde 2001 en Rason, una zona económica especial norcoreana próxima a la frontera con China y Rusia, y disponía de un permiso especial para viajar al extranjero y dentro del territorio norcoreano.

Kim Dong Chul, nacionalizado estadounidense, al que condenaron a una pena de diez años en un campo de trabajo, dijo que disponía de un reloj con el que podía hacer fotografías con gran discreción.

Además, aseguró haber fotografiado buques militares de los que la CIA solo disponía de imágenes por satélite.

Según la agencia oficial norcoreana KCNA, lo detuvieron en octubre de 2015 en el momento en que intentaba hacerse con una memoria usb que contenía información sobre el programa nuclear norcoreano.


Noticias Relacionadas