Según la DGM, los ejecutivos venezolanos recibían sueldos de entre 5.000 y 8.500 dólares. Imagen de referencia / Pxhere
Según la DGM, los ejecutivos venezolanos recibían sueldos de entre 5.000 y 8.500 dólares. Imagen de referencia / Pxhere

Mundo por AFP,

Autoridades migratorias de El Salvador ordenaron  a tres altos ejecutivos venezolanos de la empresa mixta Alba Petróleos, filial de la petrolera estatal PDVSA, abandonar el país en cinco días por no contar con autorización para trabajar.

“Se llevó a cabo una inspección en las oficinas administrativas de la empresa Alba Petróleos, en la cual se detectaron a tres colaboradores que desempeñaban altos cargos ejecutivos pero que no contaban con los permisos de trabajo respectivos”, indicó la Dirección General de Migración (DGM) en un comunicado.

El organismo no reveló los nombres de los ejecutivos expulsados.

Alba Petróleos inició operaciones en 2006 como una empresa mixta en la cual una filial de PDVSA de Venezuela posee 60% de las acciones, y el resto pertenece a una asociación de municipalidades gobernadas por el opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda).

Según la DGM, los ejecutivos venezolanos recibían sueldos de entre 5.000 y 8.500 dólares, además de que les pagaban el arriendo de casas en un vecindario residencial de lujo y les eran proporcionados automóviles.

El partido FMLN inicialmente no se pronunció sobre la orden emitida por migración.

“No tenemos, por el momento, comentarios sobre esa situación. Luego de analizar (la decisión) podríamos dar una postura”, indicó a la AFP un portavoz del partido de izquierda que gobernó en El Salvador entre 2009 y 2019.


Noticias Relacionadas

A través de la redes sociales, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo este martes que Mauricio Funes, quien también fue presidente de dich...

por Dickson Espinoza y Humberto Galo

En esta era digital no conocer un meme, no saber del último hashtag en tendencia o no haber leído las publicaciones en Twitter de los diferentes pre...

por Edelma Reyes y Alma Vidaurre