El general Miller durante la ceremonia en Kabul / AFP
El general Miller durante la ceremonia en Kabul / AFP

Mundo por AFP,

Estados Unidos y los talibanes afganos reanudaron el jueves sus negociaciones en Catar, informó una fuente estadounidense, con el objetivo de llegar a un acuerdo histórico que lleve a la retirada de los soldados estadounidenses de Afganistán luego de 18 años de conflicto.

Este noveno ciclo de negociaciones iniciadas hace un año entre insurgentes y estadounidenses comenzó a las 13H00 GMT, según la fuente estadounidense allegada a las negociaciones que pidió el anonimato.

El general Scott Miller, comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses y de la Otan en Afganistán, estaba presente en el lugar donde se llevan a cabo generalmente las negociaciones, constató un periodista de la AFP.

La reunión ocurre cuando han ocurrido sangrientos atentados  en Afganistán: dos soldados estadounidenses murieron el miércoles, diez explosiones sacudieron el lunes la ciudad de Jalalabad (este) y el balance de un atentado suicida reivindicado por el grupo Estado islámico (EI) en una boda el sábado en Kabul superó ya los 80 muertos.

Estados Unidos se mostró dispuesto el miércoles a llegar a un acuerdo en las negociaciones.

El acuerdo esperado debería prever la retirada de más de 13.000 soldados estadounidenses de Afganistán, con una agenda establecida.

Se trata de la principal reivindicación de los talibanes, que se comprometen a que los territorios que controlan ya no puedan ser utilizados por organizaciones “terroristas”.

Un cese del fuego entre insurgentes y estadounidenses, o al menos una “reducción de la violencia”, debería también figurar en el documento, que sería histórico 18 años después de la invasión de Afganistán por Estados Unidos para sacar a los talibanes del poder, luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Estados Unidos espera un acuerdo de paz con los talibanes antes del 1 de septiembre, antes de las elecciones afganas previstas el mismo mes y la presidencial estadounidense en 2020.

Quedan pendientes algunos asuntos problemáticos como la distribución del poder con los talibanes, el futuro de la actual administración y el papel de las potencias regionales como India o Pakistán.


Noticias Relacionadas