Un grupo de manifestantes con cascos y máscaras se reúnen en una calle del distrito de Tsim Sha Tsui en Hong Kong el 3 de agosto de 2019. AFP/Metro
Un grupo de manifestantes con cascos y máscaras se reúnen en una calle del distrito de Tsim Sha Tsui en Hong Kong el 3 de agosto de 2019. AFP/Metro

Mundo por AFP,

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que Pekín “está moviendo tropas a la frontera con Hong Kong”, en medio de intensas protestas antigubernamentales en esa región semiautónoma del sur de China.

Trump hizo estas afirmaciones en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que citó un informe de la inteligencia estadounidense, mientras los manifestantes paralizaban el aeropuerto de Hong Kong por segundo día consecutivo, desafiando a los líderes de la región.

Manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong. AFP/Metro

“Nuestra inteligencia nos ha informado que el gobierno chino está moviendo tropas a la frontera con Hong Kong. ¡Todos deben estar en calma y seguros!”, escribió.

En China, el gobierno y medios en redes sociales habían trasmitido antes un video de las fuerzas de seguridad reunidas al otro lado de la frontera con Hong Kong, sacudida por disturbios en las últimas diez semanas.

El Global Times y el People’s Daily publicaron un video de un minuto de duración que compila clips de vehículos blindados de transporte de personal y de tropas que supuestamente conducían a Shenzhen, la ciudad que conecta a Hong Kong con el territorio continental chino.

El video muestra aproximadamente dos docenas de vehículos blindados que aparentemente circulan por Shenzhen, así como otros transportistas de tropas abandonando la provincia de Fujian, a unos 600 kilómetros de Honk Kong.

Hu Xijin, editor en jefe del Global Times, dijo en las redes sociales que la presencia militar es una señal de que si la situación en Hong Kong no mejora, China intervendrá.

En declaraciones a periodistas en Morristown, Nueva Jersey, Trump calificó el martes la situación en Hong Kong como “muy difícil”, “complicada”.

“Espero que se resuelva pacíficamente. Espero que nadie salga lastimado. Espero que nadie sea asesinado”, afirmó.

Washington ya instó el lunes a “todas las partes” a evitar la violencia.

La excolonia británica atraviesa su crisis política más grave desde que pasó a control de China en 1997.

Millones de personas salieron a las calles a principios de junio en rechazo a un proyecto de ley que autorizaba las extradiciones a China, en manifestaciones que derivaron luego en reinvidicaciones por el retroceso de las libertades y la injerencia de Pekín.


Noticias Relacionadas