El Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, el 12 de julio pasado en Milán, Italia. Getty/Metro
El Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, el 12 de julio pasado en Milán, Italia. Getty/Metro

Mundo por Miguel Velázquez | Metro world news,

En esta semana, las distintas formaciones en el senado y en la Cámara de los Diputados se reunirán para fijar en el calendario el debate y votación de la moción presentada por la Liga del ministro del Interior, Matteo Salvini, contra el Gobierno del que él mismo forma parte y que pretende hacer caer por las desavenencias con sus —hasta ahora— socios del Movimiento 5 Estrellas (M5S).

Salvini dio por rota la coalición de Gobierno el pasado 8 de agosto, tras poco más de un año juntos. El primer ministro Conte no dimitió inmediatamente, sino que anunció que acudiría al Parlamento para que su caída fuera “transparente” y obligar así a dar explicaciones al líder ultraderechista.

Italia se prepara para realizar una moción de censura al primer ministro, Giuseppe Conte, lo que podría derivar en que se adelanten las elecciones y se fortalezca a la ultraderecha

La moción de censura se anunció mientras el Parlamento está cerrado por vacaciones. Los partidos están divididos sobre la fecha en que deberá tener lugar la votación, que con gran probabilidad perderán Conte y el M5S, según recientes encuestas.

“La mayoría de los analistas creen que la Lega (extrema derecha) se beneficiaría más de una elección adelantada. Aunque la Lega es el socio menor en la coalición gobernante, ha superado la popularidad del M5S, como se ve en las encuestas de opinión y los resultados de las recientes elecciones parlamentarias europeas, en las que la Lega ganó el 34% de los votos, más del doble de votos del M5S. La popularidad actual de la Lega deriva en gran parte de su líder Salvini, quien ha combinado efectivamente una presencia inteligente en las redes sociales con una retórica fuertemente nacionalista y xenófoba, sigue siendo el político italiano más visible en la escena actual, y no tiene un rival inmediato entre las filas de la oposición”, explica a Metro, Joshua Arthurs, profesor asociado y presidente asociado del Departamento de Historia de la Universidad de West Virginia.

“Estas elecciones tendrán un impacto más allá de Italia. Al éxito de la Lega se le vio como parte de la ola populista de derecha que se extiendió por todo el mundo en 2018, desde brexit y Trump hasta Orbán en Hungría y Bolsonaro en Brasil. Hay algunos indicios de que este impulso se está desacelerando, y una derrota para la Lega sería un gran revés para los nacionalistas de toda Europa. Sin embargo, una gran victoria de Lega sugeriría que la extrema derecha europea sigue siendo una fuerza poderosa y creciente”, finaliza Arthurs.

“Al éxito de la Lega se le vio como parte de la ola populista de derecha que se extiendió por todo el mundo en 2018, desde brexit y Trump hasta Orbán en Hungría y Bolsonaro en Brasil. Hay algunos indicios de que este impulso se está desacelerando, y una derrota para la Lega sería un gran revés para los nacionalistas de toda Europa”.
Joshua Arthurs, profesor del Departamento de Historia de la Universidad de West Virginia.

 

ENTREVISTA

¿Por qué podrían darse elecciones anticipadas pronto en Italia?
– Durante los últimos 14 meses, Italia tuvo un gobierno de coalición formado por la Liga (anteriormente la Liga del Norte) y el Movimiento Cinco Estre llas (M5S), bajo el liderazgo de Giuseppe Conte. Hace unos días, Matteo Salvini, actual ministro del Interior italiano, viceprimer ministro y líder del partido derechista de la Liga, se retiró, dejando al gobierno sin una mayoría clara. Si M5S no encuentra un socio, o si el presidente de Italia, Sergio Mattarella, no logra sacar a otro conejo del sombrero parlamentario, se deberán convocar ele cciones pronto para permitir que una mayoría parlamentaria viable adopte el próximo presupuesto de Italia en otoño de 2019 en línea con los requisitos de la UE. Dado lo inviable que ha sido la coalición League-M5S, pocos podrían haberse sorprendido de que se desmoronara, sobre todo por la cuestión de un tren de alta velocidad de Italia a Francia y el impuesto fijo del 15% propuesto por Salvini. Él no mostró interés en las iniciativas de reforma de justicia del M5S, las leyes de conflicto de intereses, la reducción propuesta en el número de escaños en el Parlamento italiano (una ley que se votará a principios de septiembre para su adopción), el salario mínimo y otras propuestas de su “socio” gobernante.

¿Quién podría beneficiarse de las nuevas elecciones?
– Salvini y el M5S Luigi di Maio siempre prometieron que gobernarían juntos por el mandato completo de 5 años y mucho más, incluso por 10 años. Esa promesa rota deja a los italianos desilusionados porque las elecciones tuvieron lugar hace solo 14 meses. Si las elecciones anticipadas resultan en que Salvini consolide su poder, podría comenzar a promulgar su agenda antiinmigrante, “Italia primero” y “soberanista”. Ya ha pedido al pueblo italiano que le otorgue “poderes plenos” y ya ha comenzado a hacer una campaña agresiva.

¿Cuál es su evaluación de la coalición entre la Liga y el M5S?
– ¡Decepcionante! Si bien la coalición logró aprobar una ley anticorrupción y una ley básica de ingresos, la mayor parte de su tiempo y energía se desperdiciaron en una retórica altamente divisiva entre Salvini y di Maio a través de los medios de comunicación y las redes sociales. Aún más preocupante es la evidente admiración de Salvini por el autoritario presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su exideólogo en la Casa Blanca, Steve Bannon, la líder de la extrema derecha de Francia, Marine Le Pen, y el primer ministro húngaro, Victor Orban, ridiculizado por su gran idea de construir una ‘democracia iliberal’. El enfoque desalmado de Salvini hacia los migrantes que cruzan el Mediterráneo, que marque a las oenegés humanitarias como ‘traficantes de personas’ y su vergonzoso ataque contra el Papa Francisco por respetar los derechos de los refugiados y los migrantes, debería preocupar a cualquiera que se preocupe por los derechos humanos o, en realidad, por la posición internacional de Italia. Los vociferantes y persistentes ataques de Salvini contra la UE no sirven a los intereses de nadie.

¿Qué se espera para la política italiana en las próximas semanas?
– La situación es bastante fluida y cambia rápidamente, y depende de varios factores. ¿Qué hará el presidente Mattarella? El presidente podría pedir un “gobierno técnico” encabezado por Guiseppe Conte, que es bastante popular y ampliamente considerado como un negociador relativamente honesto, solo para mantener las cosas funcionando durante el importante período presupuestario. El peor escenario sería elecciones anticipadas que terminen dando a Salvini la ventaja con la ayuda del partido Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, aún más de derecha e intolerante que el Partido de la Liga de Salvini. Esto es lo que las encuestas predicen en este momento, en caso de que se realicen elecciones. Esta es también la razón por la cual otros partidos están tratando frenéticamente de encontrar soluciones alternativas para evitar elecciones. El mundo está observando todo esto porque podría tener consecuencias de largo alcance y perjudiciales para Italia y Europa en general.


Noticias Relacionadas