Chavistas marchan este miércoles en Caracas en contra del "bloqueo" de EE.UU. a Venezuela. AFP/Metro
Chavistas marchan este miércoles en Caracas en contra del "bloqueo" de EE.UU. a Venezuela. AFP/Metro

Mundo por AFP,

Los diálogos entre el gobierno y la oposición en Venezuela son inviables porque hacen parte de una estrategia del “dictador” Nicolás Maduro para ganar tiempo y quitarse presión de la comunidad internacional, dijo este miércoles el presidente colombiano, Iván Duque.

“Yo veo ese camino no solamente inviable, sino creo que sería un pésimo precedente para la humanidad”, dijo el mandatario en entrevista con la RCN Radio local.

“Yo lo que creo es que esos espacios de diálogo en Barbados son simplemente una estrategia dilatoria del dictador, como lo han empleado en distintas ocasiones, para ganar tiempo y quitar presión sobre su conducta por parte de la comunidad internacional”, agregó.

Delegados del mandatario chavista y el líder opositor Juan Guaidó -reconocido por medio centenar de países, entre ellos Colombia, como presidente interino de Venezuela- han tenido reuniones que buscan una salida a la crisis política y económica de la nación petrolera.

Imagen de la marcha hoy miércoles 7 de agosto en Caracas, Venezuela. AFP/Metro

Chavistas marchan en Caracas Venezuela. AFP/Metro

Las pláticas iniciaron en Oslo en mayo y se trasladaron a Barbados a principios de julio.

Duque secunda a Estados Unidos en la presión diplomática que busca forzar la salida de Maduro del poder, aunque ha descartado su apoyo a una intervención militar en Venezuela, sumida en su peor crisis de la historia moderna.

El presidente colombiano reiteró su apoyo a la posición adoptada por el Grupo de Lima, del que Bogotá hace parte, de convocar a elecciones sin la participación de Maduro.

En febrero pasado Venezuela rompió relaciones con Colombia -país con el que comparte 2.200 kilómetros de frontera-, luego de que su vecino apoyara el intento fallido dirigido por Guaidó de ingresar ayuda humanitaria a la nación petrolera.

Además, Colombia es el principal receptor de los 3,3 millones de migrantes que, según la ONU, han huido de Venezuela desde 2016.


Noticias Relacionadas