El presidente de Estados Unidos Donald Trump. Archivo/Metro
El presidente de Estados Unidos Donald Trump. Archivo/Metro

Mundo por Mauricio González y EFE,

El Gobierno estadounidense anunció este lunes que quiere limitar las condiciones de asilo para los extranjeros que entren a Estados Unidos desde México y otros territorios.

Washington realizó el anuncio mientras busca sin éxito un acuerdo de “Tercer país seguro” para que los migrantes deban tramitar sus solicitudes de asilo en alguno de los países que atraviesan en su ruta desde Centroamérica hacia Estados Unidos.

Especialistas dicen que las nuevas medidas no van a detener la migración, ya que las estructuras de coyotaje buscarán nuevas rutas

Por su parte, Lea Montes, directora del Servicio Jesuita para Migrantes (SJM) en Nicaragua, aseguró que las medidas están dirigida para que menos personas soliciten asilo.

Considera que esta situación podría afectar principalmente a ciudadanos de países en conflicto, como Venezuela y Nicaragua, que poseen crisis que pueden agudizarse.

Afirmó que aunque el primer país al que se fueron los nicas durante el estallido de la crisis fue Costa Rica, otro grupo ha buscado Estados Unidos.

Indicó que quienes prefieren ir a Costa Rica son los que tienen menos recursos económicos, pero ahora “se está convirtiendo en un desafío mayor llegar a Estados Unidos con todas las políticas restrictivas. Claramente está más complicado que muchos nicaragüenses puedan viajar hasta allá, porque van a quedar en Guatemala o México”.

Montes recomendó informarse sobre el peligro de ir a Estados Unidos y valorar si vale la pena.

Indicó que hace 3 años realizaron una investigación y encontraron que un 26% de la población que decidía migrar, viajaba hacia Estados Unidos. “Uno porque ya conocían el trayecto y dos, porque tenían redes sociales que los incorporaban a trabajos”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se despide después de firmar una orden ejecutiva durante la 3ª Exhibición Anual de Productos Made in America en la Casa Blanca en Washington, DC, el 15 de julio de 2019. AFP/Metro

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se despide después de firmar una orden ejecutiva durante la 3ª Exhibición Anual de Productos Made in America en la Casa Blanca en Washington, DC, el 15 de julio de 2019. AFP/Metro

La experta precisó que con la crisis un gran flujo de nicaragüenses salió, una parte a pedirle asilo. El 30% de estas personas fueron estudiantes.

Montes explicó que en el caso de Estados Unidos debés demostrar que tu vida corre peligro. El interesado tiene que presentar documentación, por ejemplo, denuncia en las organizaciones de derechos humanos, órdenes de detenciones o todo lo que sustente que su vida está en peligro.

En este sentido los nicaragüenses que huyen de la violencia desatada por la crisis, podrían ser los más perjudicados, afirmó.

¿Qué es un país seguro?

La directora del SJM explicó que un asilado es la persona que pueda huir de su país porque está en conflicto o su vida corre peligro, porque el Estado lo persigue.

Precisó que el término de “un país seguro” proviene de la convención sobre el estatus de los refugiados.

“Por ejemplo, si México o Guatemala firman un acuerdo con Estados Unidos para convertirse en un país seguro; si yo primero pasó por Guatemala y paso irregularmente a Estados Unidos, este país tiene permitido devolverme a Guatemala”.

La caravana de migrantes hondureños sigue su paso hoy, miércoles 17 de octubre de 2018, desde la ciudad de Chiquimula rumbo al departamento de Zacapa (Guatemala). EFE/Metro

Una caravana de migrantes hondureños camina desde la ciudad de Chiquimula rumbo al departamento de Zacapa (Guatemala). EFE/Metro

Es decir que todas las personas que vengan de Centroamérica u otros lugares y lleguen a Guatemala, tendría que pedir primero asilo en ese país y dicha nación tendría que otorgárselo, detalló la experta.

Montes señaló que para que un país sea seguro, en términos de migración, debe cumplir el principio de no devolución; es decir, que no los manden a su país donde presuntamente corren peligro.

Los migrantes pueden tener acceso a la residencia, trabajo, seguridad en la seguridad, la educación y la reunificación familiar.

Sobre que Estados Unidos va a ser más estricto para otorgar asilo, indicó que de por sí la situación es difícil, ahora con más trabas, el proceso será aún más tedioso.

“Estados Unidos es uno de los países más difíciles para pedir asilo”.

En Guatemala

Úrsula Roldán Andrade, directora del Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales de la Universidad Rafael Landívar, de Guatemala, afirmó que Guatemala es un país expulsor con difíciles condiciones de gobernabilidad, indicadores sociales malos en términos de salud, educación y trabajo.

“No satisface a sus propios conciudadanos mucho menos, tendría la capacidad financiera y logística para las personas que serían referidas por Estados Unidos”.

Indicó que esta nación tiene altos índices de violencia, por lo que sus ciudadanos piden refugio. “No podemos decir que Guatemala sería un país seguro”.

Considera que el objetivo de Estados Unidos es hacer más difícil la ruta hacia su frontera sur. “Eso se está dando, México hizo muchas deportaciones en el último mes. Efectivamente hay medidas muy fuertes para buscar la detención y deportación inmediata y eso dificulta el paso de los migrantes”.

Además cree que estas medidas no van a detener totalmente la migración, debido a que las estructuras de coyotaje podrían buscar nuevas rutas y sin dudas pondrá en riesgo la vida de las personas.

*262 solicitudes de asilo recibieron las autoridades guatemaltecas durante el 2018, en cambio en el 2017 fueron solamente 150


Noticias Relacionadas