El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump. EFE/Metro
El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump. EFE/Metro

Mundo por AFP,

La administración del presidente Donald Trump terminó el miércoles de desmantelar un plan de la era Obama que buscaba recortar emisiones de centrales eléctricas alimentadas a carbón, y presentó un nuevo plan anti-CO2 mucho más permisivo.

Desde la oposición, los demócratas criticaron duramente la eliminación del Clean Power Plan (“Plan Energía Limpia”) de Barack Obama, que no había estado exento de polémica, y calificaron al nuevo proyecto, titulado Affordable Clean Energy (“Energía Limpia Accesible”), como “un regalo para quienes más contaminan”.

Trump amenaza con sancionar a México por el narcotráfico. EFE/Metro

La realidad, sin embargo, resulta más compleja considerando que la matriz energética de Estados Unidos continúa alejándose del carbón y volcándose hacia el gas natural -producto del auge del fracking- y también hacia fuentes renovables.

Según proyecciones oficiales, el sector energético reducirá 13% las emisiones de dióxido de carbono en 2019 en comparación con niveles de 2005. Entre 2005 y 2015, el CO2 emitido por carbón tuvo una significativa baja de 39%.

Trump anunció en 2017 su intención de erradicar el Clean Power Plan de Obama, que fue presentado por el entonces presidente en 2015 pero enfrentó una fuerte oposición de estados y compañías. En febrero de 2016 la Suprema Corte dejó en suspenso la aplicación del plan.

“En vez de penalizar a la producción estadounidense y ceder el mercado al carbón chino, que es lo que el plan de Obama hacía, estamos emparejando el terreno y fomentando la innovación y la tecnología en todo el sector [energético]”, dijo en una conferencia de prensa el jefe de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Andrew Wheeler.


Noticias Relacionadas

Barack y Michelle Obama tienen un matrimonio longevo que ha sido admirado alrededor del mundo por mostrarse sólido y, sobre todo, porque la imagen de...

por Metro