Parque Nacional Galápagos. Cortesía/Metro
Parque Nacional Galápagos. Cortesía/Metro

Mundo por Michelle Carrere,

El archipiélago de Galápagos y su Reserva Marina, uno de los lugares más emblemáticos del planeta en la conservación de biodiversidad, están llenos de plástico. Hasta 22 toneladas de residuos fueron recogidas de las playas de Galápagos durante jornadas de limpieza, de las cuales más del 90% son plásticos.

Los desechos viajan desde las costas del continente americano hasta este importante refugio de vida, ubicado a 1000 kilómetros mar adentro y terminan en los estómagos de animales que son únicos en el mundo, y en las playas que debieran ser las más prístinas del planeta.

La Dirección del Parque Nacional Galápagos, junto a Galapagos Science Center de la Universidad San Francisco de Quito, está desarrollando el proyecto de investigación: “Entendiendo los efectos de los desechos marinos en Galápagos” para saber de dónde proviene la basura plástica que llega hasta este lugar; entender los impactos y buscar las soluciones más efectivas. El programa consiste en la creación de un software que permite simular el trayecto que realizan los plásticos tomando en cuenta las corrientes marinas y los vientos. Al mismo tiempo, los científicos se encuentran completando una base de datos con información sobre el tipo de plástico encontrado, su procedencia y cómo afecta a la fauna marina única de las islas. El objetivo, una vez identificado el origen de la basura, es poder generar medidas de prevención para poder frenar esta contaminación.

Mongabay Latam conversó con Juan Pablo Muñoz, investigador del Galapagos Science, para saber cuáles son las conclusiones a las que han llegado hasta ahora.

¿Cuál es la situación actual de la contaminación por plásticos en Galápagos?

–Eso es precisamente lo que estamos investigando. Sabemos que tenemos esta contaminación y sabemos que representa un daño potencial a la fauna única de Galápagos, pero todavía no sabemos cuánto, qué y cómo.
Lo que sabemos es que los océanos están llenos de nuestro plástico y que Galápagos no es una excepción. No existe un solo lugar en las Galápagos libre de plástico. Encontramos macro y microplástico en 13 islas y 30 sitios de campo tanto en el mar como en la costa.

A partir de un estudio rea-lizado por Roland Geyer, de los 8,3 mil millones de toneladas métricas de plástico que se han producido a nivel mundial, 6,3 mil millones de toneladas métricas se han convertido en residuos plásticos. De eso, solo el 9% ha sido reciclado. Asimismo, según Jenna R. Jambeck, ocho millones de toneladas métricas de desechos plásticos ingresan al océano cada año y se prevé que la cantidad aumente cien veces más en 2025. Según el estudio realizado por Erik Van Sebille, hasta ahora, solo podemos decir dónde está el 1% del total del plástico en nuestros océanos lo que plantea la pregunta ¿Dónde está el 99% que falta? No estamos seguros de cuánto termina en nuestro fondo marino, en la columna de agua, en criaturas marinas o en nuestras playas.

“Si no podemos arreglar este problema en Galápagos creo que no existe un solo lugar en este mundo donde lo podamos lograr”, asegura Juan Pablo Muñoz, investigador del Galapagos Science

Lo más alarmante hoy en día es que hace más de 20 años que sabemos que existen áreas gigantescas en nuestros océanos que acumulan nuestro plástico flotante. Básicamente, los remanentes de nuestra civilización terminan literalmente en el medio del océano. Han pasado más de dos décadas y el problema está lejos de ser solucionado. Se ha encontrado plástico en el hielo del Ártico, en nuestros suelos, en peces, en ostras, en ballenas, en humanos, en la sal, en el agua, en el aire y hasta en la nieve y estamos produciendo y consumiendo más y más plástico todos los días. Al parecer estamos pagando un gran precio por este material que hemos creado. Debemos encontrar la forma de tener una relación sana con este producto.

¿En qué consiste el software que les permite ver cómo viaja el plástico en los océanos y cuáles han sido los resultados?

–Este software predice cómo se comportan las partículas de microplástico en comparación con datos oceanográficos conocidos. Los principales resultados por parte del oceanógrafo Erik Van Sebile sugieren que las partículas que llegan a Galápagos probablemente provienen del norte de Perú y el sur de Ecuador, desde la cuenca de Guayaquil. Además, solo se necesitan meses para que las partículas se desplacen desde la costa sudamericana a Galápagos. Por último, pero no menos importante, es que no hay partículas provenientes del Pacífico noroccidental ni del sudeste asiático.

Este es un modelo a gran escala. El siguiente paso será desarrollar modelos a escala fina dentro de Galápagos para comprender las fuentes, los sumideros y los patrones y así encontrar las soluciones más efectivas.

A partir de este estudio, una preocupación que nace por parte del experto Marcus Eriksen es la tasa desconocida de degradación e ingestión en distancias tan largas. La tasa de desgaste debido a la degradación mecánica y de los rayos UV así como la de ingestión por los filtradores marinos es desconocida y a lo mejor muy significativa, especialmente la de ingestión. En otros estudios globales de microplásticos, las partículas de menos de 1 mm fueron 100 veces menos abundantes de lo esperado. Es posible que por cada partícula microplástica o macroplástica que se descubra en las Galápagos, cien o más salgan de la costa de Ecuador y Perú pero pocas hacen el largo viaje. No lo sabemos, pero es algo a tener en cuenta.

¿Cómo han construido la base de datos sobre la procedencia del plástico encontrado en Galápagos?

–Se caminó 1,5 km promedio de playa en 13 islas del archipiélago y más de 30 sitios no turísticos y alejados de presencia humana. En este kilómetro se ingresó en el formulario la cantidad y tipo de desecho encontrado. Además, se recogieron muestras de los desechos encontrados en este mismo kilómetro con el objetivo de indagar su origen y medir su aporte en tóxicos al ambiente costero marino del archipiélago. En el laboratorio las muestras son analizadas exhaustivamente y cualquier pista que nos dé su procedencia es registrada y verificada.

¿Cuáles son los objetos plásticos más recurrentes en las playas de Galápagos?

–Piezas varias de plástico duro, botellas plásticas de bebidas, bolsas plásticas, cuerdas, redes de pesca o artículos de pesca en general, contenedores para aceites de motores fuera de borda y artículos de limpieza personal y casera.

¿Cómo se gestiona la basura plástica que se genera en Galápagos?

–Existen programas de manejo de desechos sólidos y el trabajo que realizan las municipalidades es admirable. Sin embargo, no es suficiente y no es culpa de Galápagos. Básicamente el sistema está mal diseñado en todas partes del planeta.


Noticias Relacionadas

Como sabanera, zopilota o voladora es conocida esta serpiente de la familia Coludridae, es una culebra no venenosa que habita principalmente en el bos...

por Orlando Valenzuela