Theresa May. Getty Images/Metro
Theresa May. Getty Images/Metro

Mundo por AFP,

Los mandatarios europeos deberían conceder este miércoles otra prórroga del Brexit a la primera ministra británica, Theresa May, para evitar el temido divorcio sin acuerdo, aunque las grandes incógnitas siguen siendo su duración y sus condiciones.

May, enfrentada a las reticencias del ala más euroescéptica de su partido conservador, pidió una nueva prórroga, hasta el 30 de junio, para intentar alcanzar con la oposición laborista una mayoría en favor del acuerdo de divorcio.

“Quiero que seamos capaces de marcharnos de manera ordenada y suave lo antes posible. Eso es por lo voy a estar trabajando”, aseguró la dirigente británica a su llegada a la cumbre, defendiendo la prórroga solicitada.

La cena de mandatarios europeos tendrá en cambio como plato principal la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de una prórroga flexible de “no más de un año” para dar más tiempo al país para salir del caos político.

Después que el Parlamento británico rechazara hasta en tres ocasiones el acuerdo de divorcio, los europeos se muestran escépticos respecto a la posibilidad de que la jefa del gobierno británico logre aprobar el acuerdo para el 30 de junio.

La influyente canciller alemana, Angela Merkel, que se ha mostrado hasta ahora más conciliadora ante la incapacidad de Reino Unido de ratificar el Tratado de Retirada alcanzado en noviembre, abogó también por dar más tiempo del que pide May.

Una fuente gubernamental señaló que la cumbre precedente, el 21 de marzo, fue "difícil" y que la gobernante británica quiere ahora hablar por adelantado con tantos líderes como sea posible. / Getty Images

/ Getty Images

Ante su parlamento, Merkel precisó que la cumbre, prevista a partir de las 18H00 (16H00 GMT) en Bruselas, no fracasará por un “desacuerdo” de Aliemania con Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron es más escéptico sobre una prórroga larga.

Reino Unido debería haber abandonado la UE el 29 de marzo, pero, ante el bloqueo parlamentario, May decidió pedir más tiempo e inició discusiones con su archienemigo, el laborista Jeremy Corbyn, aplazadas ahora hasta después de la cumbre.

– Despejar las “X” –

La Unión Europea (UE) ya se enfrentó el 21 de marzo a una situación similar y, entonces, los líderes modificaron la propuesta inicial de Donald Tusk.

La prórroga “sólo debería durar el tiempo necesario, y en cualquier caso, no más de [XX.XX.XXXX]”, reza el borrador de decisión visto por la AFP, que muestra la falta de acuerdo entre los países del bloque para fijar una fecha.

Este documento recoge el principio planteado por Tusk de una prórroga “flexible”. “Si ambas partes ratifican el acuerdo de retirada antes de esa fecha [por determinar, NDLR], la retirada tendría lugar el primer día del mes siguiente”, apunta.

Pero, ¿qué fecha? Tras hablar con May el martes en Berlín, Merkel juzgó “posible” una prórroga “hasta principios de 2020”, según un participante en una reunión de su partido. “Demasiado largo”, dijo sin embargo Francia.

May advirtió entonces que el aplazamiento debería ser "largo" si el país no lograba adoptar un acuerdo antes de la cumbre europea de este jueves y viernes en Bruselas. / Getty Images

/ Getty Images

“Debatimos entre seis meses y un año”, indicó este miércoles el primer ministro belga, Charles Michel, a la radio Bel-RTL, precisando que necesitan además “claridad” sobre cómo trabajar con Reino Unido “durante ese período”.

– Líneas rojas –

Los 27 están preocupada por el buen funcionamiento del bloque si Londres continúa siendo miembro más allá del 1 de julio, cuando se constituya el nuevo Parlamento Europeo surgido de las elecciones de mayo.

Por ello, una de sus líneas rojas es que si Reino Unido continúa siendo miembro después de esa fecha, debe participar en las elecciones europeas previstas del 23 al 26 de mayo, algo que la dirigente conservadora quiere evitar.

“Si Reino Unido no cumple esta obligación, la retirada tendrá lugar el 1 de junio de 2019”, reza el borrador de la propuesta que los 27 pares de May deberán aprobar por unanimidad, antes de que la primera ministra dé su visto bueno.

De permanecer por un tiempo largo, los europeos reclamarían a Reino Unido una “cooperación leal” como país que se está yendo y no vetar la adopción de proyectos europeos clave, como el presupuesto del bloque para 2021-2027.

May debería además justificar para qué usaría una prórroga larga. Un segundo referéndum sobre el Brexit, elecciones legislativas anticipadas o un consenso en Reino Unido sobre la futura relación con la UE serían motivos válidos para la UE.

Casi tres años después que un 52% de los británicos votara a favor de salir de la UE en junio 2016, Reino Unido sigue buscando la puerta de salida, tras más de cuatro décadas de pertenencia al proyecto europeo.


Noticias Relacionadas