Fotografía del edificio de la embajada de EE.UU. en Caracas (Venezuela). EFE/Metro
Fotografía del edificio de la embajada de EE.UU. en Caracas (Venezuela). EFE/Metro

Mundo Por

El gobierno venezolano acusó este jueves a Estados Unidos de una “acción terrorista”, luego del incendio de tres tanques de almacenamiento de petróleo en una instalación de la estatal PDVSA en la Faja del Orinoco, que no dejó víctimas.

“Ha sido una acción terrorista que denunciamos a nivel internacional”, aseguró el ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, general Manuel Quevedo, indicando que esta “arremetida de Estados Unidos” se produjo “en conjunto con la derecha extremista venezolana”.

La conflagración se desató la tarde del miércoles en Petro San Félix (estado Anzoátegui, norte), dijo Quevedo, señalando que los trabajadores fueron desalojados preventivamente y no se afectó el medioambiente ni la operación de la planta.

Quevedo culpó al senador republicano estadounidense Marco Rubio, considerado uno de los artífices de la estrategia de Estados Unidos para sacar del poder al presidente venezolano, Nicolás Maduro

“@MarcoRubio ordenó más violencia en Venezuela. La derecha y su marioneta @jguaido arreciaron las incursiones terroristas en contra de PDVSA. Atacaron los Tanques de Almacenamiento de Petro San Félix para afectar la producción petrolera”, señaló el funcionario en Twitter.

Aludía al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos.

El incidente se produjo casi una semana después del inicio de un apagón que afectó por varios días a 22 de los 23 estados del país, además de Caracas.

Maduro atribuyó el corte eléctrico a “ataques cibernéticos y electromagnéticos” del Pentágono y el Comando Sur estadounidense.

La Faja del Orinoco alberga las mayores reservas petroleras del mundo.

“EEUU decidió, también, despojar a Venezuela de sus recursos petroleros a cambio de respaldar a @jguaido con violencia. Los gringos no quieren intercambio económico; pidieron los campos petroleros en propiedad. Por los venezolanos, sienten desprecio”, afirmó Quevedo.

/ AFP

El diputado opositor por Anzoátegui José Brito aseguró que el incendio produjo varias explosiones y que las llamaradas fueron sofocadas por los bomberos. En su cuenta de Twitter publicó fotos de tanques en llamas y emitiendo grandes columnas de humo.

Brito denunció que las bombas contra incendio de la instalación “tienen dos años dañadas” y “no había espuma especial para controlar el fuego”, además de que durante la emergencia ladrones se robaron la batería del camión de los bomberos.

Varios incendios y pequeñas explosiones se han registrado en los últimos años en factorías de PDVSA. A finales de febrero, el gobierno acusó a la oposición de un incendio en una estación de bombeo en la Faja del Orinoco.

Pero los adversarios de Maduro atribuyen los incidentes a la falta de mantenimiento e inversiones y a la corrupción.

La producción de crudo de Venezuela cayó de 3,2 millones de barriles diarios en 2008 a cerca de un millón, mientras avanza la cuenta regresiva para el inicio, el 28 de abril, de un embargo petrolero por parte de Estados Unidos.


Noticias Relacionadas