Justin Trudeau. Getty/Metro
Justin Trudeau. Getty/Metro

Mundo por Miguel Velázquez |Metro World New,

El líder del Partido Liberal, de 47 años de edad, está atravesando una de las crisis más graves desde que asumió el cargo en 2015. Dos ministras han dimitido tras denunciar los intentos de interferencia política a favor de SNC-Lavalin, una importante empresa de ingeniería canadiense acusada de sobornar a funcionarios libios.

El 12 de febrero, Jody Wilson-Raybould -a quien Trudeau había degradado de ministro de Justicia y procurador general a ministro de Asuntos de Veteranos- renunció al Gabinete. El lunes 4 de marzo, otra ministra, Jane Philpott -presidenta de la Junta del Tesoro y una vez aliada más cercana de Trudeau-, también renunció, alegando preocupaciones éticas sobre el comportamiento del primer ministro y habiendo perdido la confianza en el Gobierno.

Dos miembros del Gabinete del primer ministro canadiense han dimitido recientemente, arruinando sus posibilidades de ser reelegido en octubre

Ahora el candidato a la reelección se enfrenta a una investigación sobre su conducta por parte del comisionado de Ética de Canadá y, posiblemente, a una investigación independiente.

Pero, ¿qué pasó en realidad?

SNC-Lavalin, la empresa con sede en Montreal que cuenta con más de 50.000 empleados en todo el mundo, entre 2001 y 2011 supuestamente pagó al régimen de Moammar Gaddafi decenas de millones de dólares en sobornos. La compañía fue acusada de violar la Ley de Corrupción de Funcionarios Públicos Extranjeros que la haría inelegible para participar en licitaciones de contratos del Gobierno canadiense durante una década.

Sin embargo, el Gobierno salvó a las empresas acusadas de pagar sobornos de la prohibición. A pesar de ello, el director local de la Fiscalía decidió que SNC-Lavalin no cumplía los criterios y se negó a firmar un acuerdo de Fiscalía diferida. Y fue entonces cuando comenzó el escándalo.

Jane Philpott, quien renunció a su puesto en el gabinete como Presidenta de la Junta del Tesoro por el escándalo SNC-Lavalin, publicó este post

@janephilpott “Me entristece dimitir de una cartera en la que trabajaba para cumplir un mandato importante. Debo respetar mis valores fundamentales, mis responsabilidades éticas y mis obligaciones constitucionales. Puede haber un costo por actuar de acuerdo a los propios principios, pero hay un costo mayor por abandonarlos”.

“El Gobierno está en crisis porque una ministra renunció alegando una presión indebida sobre su independencia como fiscal general. Ahora ha dimitido una segunda ministra que simpatiza y apoya al exfiscal general. Esta es una crisis porque es inusual en Canadá que los ministros renuncien sobre la base de principios”, explicó a Metro Nelson Wiseman, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Toronto.

Trudeau efectuó esas declaraciones después de reunirse en Dublín con su colega irlandés / Getty Images

“SNC-Lavalin es la mayor empresa de ingeniería de Canadá y tiene una presencia internacional con casi 9.000 empleados en Canadá y 52.000 en todo el mundo, Trudeau no cree que estos trabajadores inocentes deban ser penalizados por crímenes cometidos por ejecutivos que ya no están en la empresa. También teme que una empresa debilitada se traslade al extranjero o sea objeto de una adquisición y se traslade a otro país”, concluyó.

ENTREVISTA

¿Podría explicar de qué se trata la crisis?

–Jody Wilson-Rayboult reveló que miembros de alto rango de la oficina del primer ministro presionaron para que le concediera un acuerdo de enjuiciamiento diferido (esencialmente un acuerdo de declaración de culpabilidad de un proceso penal) a SNC-Lavalin. SNC-Lavalin está acusada de corrupción extranjera por sus actividades en Libia. Posteriormente, Wilson-Rayboult fue degradada del cargo de Fiscal General y luego renunció a su puesto en el gabinete. Esto llevó a la dimisión de Gerry Butts, el asesor más cercano de Trudeau. El lunes, otra ministra del gabinete, Jane Philpott, renunció en solidaridad con Wilson-Rayboult.

¿Por qué Trudeau se preocupa por SNC-Lavalin?

–SNC-Lavalin es una de las principales empresas de ingeniería y construcción de Canadá. Más importante aún, con una oficina central en Montreal y un ejecutivo de alto rango de francófonos, es de importancia crítica para la provincia de Quebec, considerada como miembro fundador de “Quebec Inc”. Es por ello que Quebec Pension Fund es su principal accionista.

¿Trudeau y su personal estaban involucrados en actividades ilegales?

–Es demasiado pronto para saberlo. Wilson-Rayboult dice que no. Los partidos de la oposición dicen que sí. Depende de cómo los tribunales interpreten la presión. Me inclino por Wilson-Rayboult, una cuestión política y ética, pero no jurídica.

¿Hubo un caso similar en Canadá?

–Escándalo de patrocinio de principios de los años 2000. Aquí es donde los funcionarios del Partido Liberal dieron dinero a los ejecutivos de publicidad de Quebec y recibieron donaciones ilegales para el partido. Varias personas fueron a la cárcel y los liberales fueron derrotados en las elecciones de 2006. Pero esto es peor.

Justin Trudeau. /Archivo

Justin Trudeau. Archivo/Metro

El gobierno de Diefenbaker hizo dimitir a varios ministros del gabinete en 1963 por un programa de armas nucleares de Estados Unidos. El gobierno de Diefenbaker cayó y fue derrotado en las elecciones de 1963.

¿Cómo puede afectar este escándalo a la campaña de Trudeau?

–Hace un mes, Trudeau parecía que iba a ganar otro gobierno de mayoría. Ahora está en peligro. Si esto empeora aún más, es posible que renuncie antes de las elecciones. Incluso si Trudeau aguanta, su marca personal (feminista masculina, partidaria de la reconciliación indígena, idealista) ha sido dañada permanentemente.

Duane Bratt,
profesor de Ciencias Políticas en Mount Royal University, Canadá.

¿Qué muestran las encuestas?
• Según una nueva encuesta de Ipsos, Trudeau podría no ser reelegido en octubre y los conservadores podrían volver al poder.
• Si las elecciones se hubieran celebrado el 6 de marzo, Trudeau habría recibido solo el 31 por ciento del voto popular.
• En ese caso, el líder del Partido Conservador, Andrew Scheer, habría sido declarado ganador con un 40 por ciento.
• 1k canadienses participaron en la encuesta entre el 1 y el 4 de marzo.


Noticias Relacionadas