El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser llevado a juicio político si se comprueba interferencia de Rusia a su favor en las elecciones de 2016. Getty/Metro
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser llevado a juicio político si se comprueba interferencia de Rusia a su favor en las elecciones de 2016. Getty/Metro

Mundo por Miguel Velázquez |Metro World New,

Desde mayo de 2017, el exdirector del FBI, Robert Mueller, está investigando la interferencia rusa en las últimas elecciones en los Estados Unidos, en las que la campaña del empresario republicano Donald Trump y el exgobernador de Indiana Mike Pence derrotó a la demócrata de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el senador estadounidense de Virginia Tim Kaine, a pesar de perder el voto popular.

El consejero especial Mueller ya ha acusado o obtenido declaraciones de culpabilidad de 34 personas, incluidos seis asociados de Trump, así como tres entidades rusas. Y pronto, según los medios de comunicación, su informe se presentará al fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, quien decidirá adónde irá a continuación.

El exdirector del FBI Robert Mueller anticipó un informe que detalla su investigación sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016 que pronto podría publicarse. Metro investigó qué esperar

Los expertos afirman que los resultados de la investigación podrían impulsar el proceso de juicio político contra el actual presidente.

“La Cámara de Representantes, actualmente controlada por los demócratas, puede votar por un juicio de ‘impeachment’. Y el Senado, actualmente controlado por los republicanos, votará si procede o no. El proceso no tiene una fuerte historia de éxito. Seguro que la amenaza de destitución condujo finalmente a la renuncia de Nixon, pero luego fue indultado por todos los delitos”, explicó a Metro Nolan Higdon, profesor de historia y estudios de medios de los Estados Unidos.

“El juicio político usualmente revela crímenes sobre personas en el Gobierno; lo que alimenta la narrativa de los conservadores de que el gobierno es tan problemático que debería reducirse en tamaño, alcance y poder. Por ejemplo, la acusación de Nixon fue peor para los demócratas que para los republicanos. Los republicanos dicen que el Gobierno no funciona, y luego se ponen en el cargo y lo demuestran, pero los demócratas afirman que necesitamos proyectos y acciones gubernamentales”, agrega el especialista.

“El ‘impeachment’ es un proceso político. Tiene algunas similitudes con las audiencias de confirmación para los jueces. Aunque está redactado en un lenguaje legal, en última instancia es una decisión que toman los representantes, no los jueces”.
Nolan Higdon, profesor de Historia y Estudios de Medios con sede en los Estados Unidos

“Aparte de su familia, no hay nadie más cerca (a las acusaciones) que Cohen o Manafort. A partir de ahora, él afirma que desconoce las conexiones con Rusia mientras (Trump) ataca personalmente a Cohen. Mientras tanto, el Partido Demócrata ofrece una respuesta tibia que va desde individuos que piden vigilancia hasta que el informe sea publicado, a otros que insinúan que Trump está cometiendo una obstrucción de la justicia. No veo que eso cambie si no hay enlaces directos con Trump en el informe de

Mueller. Ahora, si sus hijos o su yerno están implicados, tal vez las cosas cambien, pero tendremos que ver”, concluye.

ENTREVISTA

¿Qué pasa si Mueller encuentra a Trump involucrado en la conspiración de Rusia?

–Si Mueller encuentra vínculos directos entre Donald Trump y el Gobierno ruso, en un esfuerzo por moldear la elección presidencial de los Estados Unidos en 2016, el Congreso deberá determinar si quieren destituir al presidente. Al mismo tiempo, dependiendo de los cargos, Trump podría ser acusado. Si es así, eso crearía una crisis constitucional centrada alrededor de una cuestión legal: ¿puede ser acusado un presidente en funciones? Finalmente, se convertiría en un punto de conversación importante para el Partido Demócrata en 2020 si Mueller encuentra vínculos directos entre Donald Trump y el Gobierno ruso.

El presidente de EE.UU., Donald Trump. EFE/Metro

El presidente de EE.UU., Donald Trump. EFE/Metro

Podría ver que la cuestión de acusar a Trump (después de las elecciones) va a monopolizar el discurso político durante las ele-cciones primarias y las elecciones a expensas del ‘Green New Deal’, la atención médica universal, la reforma penitenciaria, la reforma migratoria, etc.

En el lado republicano, Trump denunciará el informe como “noticias falsas” y venderá esa idea a su base de partidarios hasta que sea imposible escapar de la acusación. Sin embargo, algunos moderados más en su propio partido pueden enfrentarse a Trump ante un informe tan condenatorio. Aunque eso podría ser una ilusión teniendo en cuenta que los republicanos se han mostrado ineptos para reducir el poder de Trump hasta el momento.

¿Qué pasa si no hay vínculos directos con Trump o su equipo?

—Si no se encuentra una conexión, puedo ver que tendrá un efecto importante en su discurso, pero nada más. Puedo ver a Trump celebrando el informe y optimizándolo para mantener su narrativa de que el Partido Demócrata y los medios de comunicación son noticias falsas. Los demócratas tendrían más dificultades para decidir cómo responder.

Sin duda querrían mantener su narrativa de que Rusia cambió el resultado de la elección porque distrae de otras posibles razones de la pérdida de Hillary (mensajes deficientes; políticas débiles; candidatos rechazados; campaña mal administrada; cambio de actitud de los votantes; y falta de confianza en el partido dado el trato de Bernie Sanders).

Mirar más allá de Rusia en la derrota de Hillary es dar crédito a los reclamos de los jóvenes y los izquierdistas. El ala del partido de Hillary, anteriormente conocida como ‘El consejo de liderazgo democrático’, ve a estas personas como idiotas útiles en las elecciones. Sin embargo, si el mensaje de Trump lleva a algunos votantes a asociar a Rusia con la incapacidad del partido demócrata para ser honesto, se les serviría para evitar a Rusia.

Nolan Higdon, profesor de Historia y Estudios de Medios con sede en EE. UU.


Noticias Relacionadas