/ AFP
/ AFP

Mundo por AFP,

Asia comenzó 2019 con un gigantesco espectáculo de fuegos artificiales en Sídney o una multitudinaria boda colectiva en Indonesia, mientras Europa todavía tendrá que esperar unas horas para cambiar de año.

En China, que también entró en el nuevo año, el presidente Xi Jinping prometió en su discurso de Año Nuevo continuar con las reformas y abrir su país aún más al resto del mundo. “El ritmo de nuestras reformas va a continuar, y la puerta se va a abrir todavía más”, aseguró.

Para los festejos, Sídney, la ciudad más grande de Australia, se iluminó con el mayor espectáculo de fuegos artificiales que se haya celebrado hasta ahora en su emblemática bahía.

Un número récord de artefactos pirotécnicos, así como colores y efectos inéditos, iluminaron durante 12 minutos el cielo ante un millón y medio de espectadores, con el célebre edificio de arquitectura futurista de la ópera al fondo.

Para conmemorar el año internacional de las lenguas indígenas, en 2019, la bahía de Sídney fue el escenario de ceremonias para celebrar las culturas aborígenes, con la proyección de animaciones en los pilares del Sydney Harbour Bridge.

En Japón, muchas personas acudieron a los templos para llamar al nuevo año, mientras en Saitama, al norte de Tokio, el boxeador estadounidense Floyd Mayweather ganó al joven campeón japonés de kickboxing Tenshin Nasukawa en un esperado combate-espectáculo.

En Yakarta, la capital de Indonesia, más de 500 parejas se dieron el “sí, quiero” durante una gigantesca boda colectiva. Sin embargo en la capital, igual que en la provincia de Banten, recientemente golpeada por un tsunami, no hubo fuegos artificiales por respeto a las víctimas.

/ AFP

En Hong Kong, centenares de miles de personas acudieron a las orillas del puerto de Victoria Harbour para un fuegos artificiales lanzados desde cinco embarcaciones.

En Auckland, la capital económica de Nueva Zelanda, las doce campanadas de medianoche, anunciadas por una cuenta regresiva luminosa proyectada en la famosa Sky Tower, estuvieron marcadas por los fuegos artificiales lanzados desde la parte alta de esta torre de televisión.

– Por todo el mundo –

2018 estuvo marcado por la creciente preocupación por el clima o las crisis políticas, como la del Brexit en Reino Unido o las protestas de los “chalecos amarillos” en Francia.

Los más optimistas, no obstante, podrán recordar la distensión alcanzada en la península de Corea, que había terminado 2017 bajo la amenaza de un conflicto nuclear.

Estas consideraciones geopolíticas no impedirán que millones de personas, de Fiyi a Rio de Janeiro, salgan a las calles para dar la bienvenida al Año Nuevo.

El Cristo Redentor, el monumento icónico de Rio de Janeiro y de Brasil, será iluminado con proyecciones tridimensionales durante la tradicional fiesta de fin de año, que espera reunir a más de dos millones de personas en la playa de Copacabana para recibir el 2019.

Esta fiesta playera incluirá un juego de luces durante 14 minutos a partir de medianoche y solo unas horas antes de la investidura presidencial en Brasilia del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Los parques de Moscú acogerán conciertos y espectáculos de luz, y más de mil pistas de hielo estarán abiertas para festejar el nuevo año en la capital rusa.

En el corazón turístico de París las celebraciones tendrán lugar bajo fuertes medidas de seguridad, con un perímetro en torno a los Campos Elíseos, puntos de registro y controles en los transportes públicos. Junto a curiosos y turistas estarán los “chalecos amarillos”, que prometieron “un evento festivo y no violento”.

En Madrid unas 20.000 personas acudirán a la Puerta del Sol para escuchar las doce campanadas tradicionales.


Noticias Relacionadas

Vuelve el pelo negro para 2019, como lo fue en los 90. Si estas pensando optar por esta moda, entonces conoce todo lo que debes saber antes de dar el ...

por Nueva Mujer