La imagen del folleto del satélite NOAA /AFP
La imagen del folleto del satélite NOAA /AFP

Mundo por AFP,

El poderoso huracán Willa, de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de 5 y considerado potencialmente catastrófico, ya afectaba con sus bandas nubosas las costas del Pacífico mexicano, que se prepara para el embate del ciclón al caer la noche.

Según el boletín de las 15H00 GMT del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, Willa se localizaba a 55 km de las Islas Marías con vientos sostenidos de 205 km/h y se desplazaba a 9 km/h por hora.

“El centro de Willa pasará sobre las Islas Marías dentro de pocas horas y tocará tierra continental en la zona de alerta” del Pacífico norte mexicano, advirtió el CNH.

En ese archipiélago se localiza la Isla Madre, una cárcel sin muros pero rodeada de tiburones donde viven, según la prensa mexicana, unos 1.000 reos, algunos con familiares.

La secretaría de Gobernación (Interior) no ha respondido las solicitudes de la AFP sobre el número de personas en la Isla Madre y las previsiones o evacuaciones que se hayan realizado ante Willa.

Hay emergencia total

El gobierno federal instaló el Comité Nacional de Emergencias para dar seguimiento al fenómeno, que se espera toque tierra en la tarde-noche de este martes en un punto del sur del estado de Sinaloa, cerca del vecino Nayarit, declarados en alerta naranja.

El lunes al mediodía Willa alcanzó la categoría 5, pero por la noche bajó un escalón, y aunque se anticipa un mayor debilitamiento en las próximas horas, “se espera que sea un peligroso huracán mayor cuando toque tierra”, advierte el CNH.

Vista aérea de la costa en Mazatlán, estado de Sinaloa, México/ AFP

Vista aérea de la costa en Mazatlán, estado de Sinaloa, México/ AFP

El sur de Sinaloa amaneció nublado y con una ligera llovizna mientras más al sur, en los estados de Colima y Jalisco, se presentaban lluvias muy fuertes, según el Servicio Meteorológico mexicano (SMM).

En la zona de potencial impacto hay pequeñas comunidades, mientras que unos 100 km al norte se localiza el puerto turístico de Mazatlán, en el estado de Sinalioa, con unos 500.000 habitantes y que amaneció nublado.

Willa interactúa además con la depresión tropical Vicente, que está por tocar tierra en el Puerto de Lázaro, provocando lluvia y oleaje en las costas de Michoacán y Guerrero.

Previsiones

Por la mañana, en Mazatlán un ligero viento ya agitaba las palmeras y en la playa había algunos turistas que miraban el mar revuelto en medio de una llovizna, constató un equipo de la AFP.

En los hoteles, trabajadores protegían las ventanas colocando maderas mientras que al abrir sus puertas los centros comerciales empezaron a recibir pobladores que buscaban abastecerse en previsión de la llegada de Willa.

Vista de una zona urbana afectada por las inundaciones debido a tormentas por el huracán Willa, en Morelia, estado de Michoacán (México) / EFE

“Compramos para abastecer a la familia: agua embotellada y alimento no perecedero o cosas que se puedan comer rápido”, dijo a la AFP Roberto Carlos, obrero de 45 años casado y con dos hijos.

En pequeños comercios y viviendas se colocaban cintas cruzadas para proteger ventanas además de que se retiraban distintos objetos de los techos para evitar salgan despedidos por los vientos.

En los estados afectados por el fenómeno, y donde apenas amanecía, se mantiene la suspensión de clases y los albergues empiezan a recibir a habitantes y turistas desplazados de zonas de riesgo.

En septiembre, amplias zonas del Pacífico mexicano fueron afectadas por intensas lluvias que dejaron al menos 15 muertos.

A ese saldo se sumaron la semana pasada otras 11 víctimas -entre ellas, siete menores- por inundaciones en Oaxaca, en la costa del Pacífico sur.

Bandas nubosas de poderoso huracán Willa alcanzan costa mexicana

Las bandas nubosas del huracán Willa de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de 5, considerado potencialmente catastrófico, afectaban la mañana del martes las costas del Pacífico mexicano, que espera el embate del ciclón al caer la noche.

Personas caminan frente a una playa, en la ciudad de Puerto Vallarta (México) / EFE

Según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, a las 12h00 GMT, Willa se localizaba a 85 km de las Islas Marías, mantenía vientos de 245 km/h y avanzaba a 7 km/h por hora en dirección norte.

“Las bandas nubosas de Willa, huracán extremadamente peligroso de categoría 4, generan lluvias muy fuertes desde Manzanillo, Colima, hasta Mazatlán, (en) Sinaloa, y el sur de Baja California Sur”, informó de su lado el Servicio Meteorológico mexicano (SSM).

El lunes al mediodía Willa alcanzó la categoría 5, pero por la noche bajó un escalón, y aunque se anticipa un mayor debilitamiento en las próximas horas, “se espera que sea un peligroso huracán mayor cuando toque tierra”, advierte el NHC.

El gobierno federal instaló el lunes al Comité Nacional de Emergencias para dar seguimiento del fenómeno, que se espera toque tierra en la tarde-noche de este martes en un punto del sur de Sinaloa, cerca del vecino Nayarit.

Vista general de las afectaciones de las tormentas por el huracán Willa, en el estado de Michoacán (México) / EFE

En la zona de potencial impacto se localizan pequeñas comunidades, mientras que unos 100 km al norte se ubica el puerto turístico de Mazatlán, con unos 500.000 habitantes y que amaneció nublado.

Jalisco y Colima también serán afectados por fuertes precipitaciones

Los estados de Jalisco y Colima también serán afectados por fuertes precipitaciones desatadas por Willa, que interactúa además con la depresión tropical Vicente, que está por tocar tierra en el Puerto de Lázaro, provocando lluvia y oleaje en las costas de Michoacán y Guerrero.

Según el NHC, el primer punto sobre el que pasará Willa son las Islas Marías, archipiélago frente a las costa de Nayarit y donde funciona un penal federal.

La Isla Madre es una cárcel sin muros, pero rodeada de tiburones, para poco más de 1.000 reos, según la prensa mexicana. La secretaría de Gobernación (Interior) no ha respondido las solicitudes de la AFP sobre el número de personas en el lugar y sobre previsiones o evacuaciones.

En los estados afectados por el fenómeno, y donde apenas amanecía, se mantiene la suspensión de clases y los albergues empiezan a recibir a habitantes y turistas desplazados de zonas de riesgo.

Pobladores protegen además sus pertenencias y realizan compras de alimentos y bebidas mientras pescadores aseguran sus embarcaciones.

En septiembre, amplias zonas del Pacífico mexicano fueron afectadas por intensas lluvias que dejaron al menos 15 muertos.

A ese saldo se sumaron la semana pasada otras 11 víctimas -entre ellas, siete menores- por inundaciones en Oaxaca, en la costa del Pacífico sur.

  • Seguí las mejores caricaturas en Anigram.

Te invitamos a estar atentos a las mejores fotografías sobre la crisis en Nicaragua a través del Instagram de Metro.


Noticias Relacionadas